Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Hoy te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu computador, con las guías en la pantalla y las Escrituras escogidas para cada día.

Comienzo de la Oración »

Algo para pensar y orar en esta semana

Sentir la alegría

"Vivo en un departamento del segundo piso de un Craftsman bungalow, grande y antiguo, en Pasadena, California. Mi balcón está frente a un grupo de árboles gigantes y de muchos años de vida. En una reciente tarde de otoño, estudiando el grácil diseño de las ramas de uno de ellos (cuyo nombre lamento no saberlo), observé la pequeña llama formada por las hojas rojas cayendo suavemente al suelo, y el glorioso tronco del árbol resplandeciendo frente a la luz del sol poniente. Pensé que, si éste fuera el único árbol en todo el mundo, las personas venderían tolo lo que tienen y viajarían alrededor del mundo para conocerlo. ¡Mírenlo! ¡Éste estupendo y misterioso ser vivo, que crece desde la tierra!

Un ventanal, original, sobrio, extraño, como el poeta Gerard Manley Hopkins lo indica en su obra "La Belleza Pía". Me quedé quieto y en silencio por varios minutos, con los latidos de mi corazón maravillado. 

No me entiendad mal. Que yo me pueda maravillar por un árbol, no significa que yo no estaba en otro nivel, enfrentando varios tipos de ansiedades, resentimientos, distracciones y temores. Cristo nunca prometió que seríamos felices y eufóricos en cada momento, o permanentemente libres del temor. Él prometió que estaría con nosotros, todos los días, hasta el fin de la historia (Mateo 28:20). "Les he dicho todas estas cosas para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea completa." (Juan 15:11). Ya sea que podamos o no "sentir" esa alegría; pero justo en ese momento - la sentí. Fué un momento abrumador.

Heather King

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses