Programas del usuario

Hoy te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu computador, con las guías en la pantalla y las Escrituras escogidas para cada día.

Comienzo de la Oración »

Algo para pensar y orar en esta semana

El Misterio de la Natividad

En algunos años, durante el Adviento, lo concreto de la historia de la Natividad – tan normal, tan tangible – me atrae notablemente. La incómoda situación del último mes del embarazo. La necesidad de encontrar un lugar protegido y un descanso. Paja, madera, pañales. El olor de los animales del establo. El llanto del recién nacido.

Pero, este año, es el remolino del misterio que se presenta sobre y a lo largo de la narrativa, el que captura mi imaginación. En una homilía del Adviento, el sacerdote citó un teólogo que dijo que el pensar sobre Dios es como tratar de dibujar un ave durante su vuelo.

“O terminas con detalles de sus alas fijas en una posición, con sus plumas, ojos y garras congeladas, lo que permite el exámen del dibujo,” decía el teólogo, “o terminas con un borrón que oculta todo el detalle; pero captura la velocidad y el movimiento.”

Y agregaba: “Somos todos teólogos, y todos visualizamos distintos conceptos de Dios, unos en detalle y otros en movimiento. ¿Escogimos una imagen sobre otra, o elegimos a las dos con sus diferencias?”

A veces visualizo la imagen de “ave”, cuando pienso a Dios como un punto lejano, volando en lo alto del cielo. Otras veces lo veo fuera de mi ventana, lo que me permite apreciar el detalle y color de sus plumas, antes que vuele lejos.

Jennifer Grant
 

 

Más sobre Espacio Sagrado

En contacto

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses