Programas del usuario

Orando con el Papa

Septiembre 2015
Ofrecimiento Diario: 

Señor, deseamos amarte de tal manera que podamos ver tu Mano trabajando en hacer buenas todas las cosas. Aquieta nuestros temores, aclara nuestras dudas, silencia nuestras murmuraciones. Retira de nuestras mentes todos los pensamientos tristes y sombríos, e inspíranos para nunca perder la confianza en tu fortaleza y tu amor.

Y ruego, junto a toda la Iglesia, por las Intenciones del Santo Padre para este mes:

 

Intenciones de este Mes:
Universal: 

Que las oportunidades para la educación y el empleo aumenten, especialmente para los jóvenes.

 

Para la Evangelización: 

Que los catequistas puedan dar testimonio con su forma de vivir, de acuerdo a la fe que proclaman.

 

La sobrevivencia del amor

Lo que nos sobrevirá será el amor. Pareciera ser extraño iniciar esta reflexión con una cita de un ateo confirmado, el poeta inglés Philip Larkin; pero hay algo impactante en la precisión y universalidad de esta frase, la que, como un catequista, sigo recordando por muchos años.

Por supuesto, el rol del catequista comienza en el Bautismo, donde recibimos nuestra misión de ir y dar testimonio, y continúa a lo largo de nuestra vida, mientras procuramos enseñar, guiar, explicar, y sobre todo provocar a las mentes jóvenes (y a las no tan jóvenes), a pensar y reflexionar. Los catequistas estamos en una posición privilegiada, pues al enseñar al estudiante, también nosotras/os seguimos aprendiendo; mientras predicamos, también recordamos nuestras obligaciones y resposabilidades.

Por lo tanto, cuando enseñemos debemos recordar la doctrina; debemos discutir la tradición; debemos generar el respeto por las Escrituras; pero sobre todo, debemos amar. Debemos amar porque es lo que hemos sido enseñadas/os a hacer. Los Evangelios se rebalsan de amor. El Sermón de la Montaña nos inspira a amar. El "Nuevo Mandamiento" nos impulsa a amar.

Por todo esto, nuestra herencia terrenal es el amor. Seremos recordadas/os principalmente, no por lo que hemos enseñado, sin por cómo hemos hecho sentir el amor a los demás. Lo que nos sobrevivirá será el amor.

Shane Hesling

 

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses