Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 21: 28-32

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: "¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña." Él le contestó: "No quiero." Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?" Contestaron: "El primero."

Jesús les dijo: "Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis."
 

 

Mateo 21: 28-32
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Si nos gusta alguien, no puede hacer el mal. Si no nos gusta, no puede hacer el bien. Nuestra respuesta a las situaciones, incluso a Dios, depende de nuestra disposición. Debemos pedirle a Dios ayuda y fuerza, para entender bien las situaciones.
    • Por otro lado, Dios trata de adaptarse Él mismo a nosotros. Nunca nos pide más de lo que podemos dar. Debemos confiar completamente en Él.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El Señor siempre quiso derramar sobre su gente favores y regalos. Pero, a menudo, cuando hacía la oferta (a través de los profetas, que eran sus mensajeros), la gente les daba la espalda. De hecho, esto sucedía incluso cuando Jesús estaba preparándose para iniciar su ministerio público, al rechazar el mensaje de Juan el Bautista. Así, no era sorpresa que el mismo Jesús encontrara oposición.
    • Lo que el Señor siempre ha ofrecido ha sido siempre una felicidad tan profunda como un río torrentoso, con innumerables niños, niñas y descendientes. Pero lo que la gente eligió hacer fue criticar a Jesús, ya que objetaban que comiera y bebiera en mala compañía. La objeción hacia Juan era que no comía ni bebía, sino que ayunaba.
    • Jesús ha venido ofreciendo el regalo de una nueva vida en abundancia; pero a menudo nos ponemos exigentes frente al envoltorio en el cual se muestra su mensaje (demasiado eclesial o demasiado mundano)… Si sólo elegimos la oración, podremos encontrar que nuestros corazones se vuelven más abiertos.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En estas palabras, en las cuales Jesús habla de los recolectores de impuestos y las prostitutas, y de aquellos más despreciados y rechazados por la sociedad, éstos están adelante de los más virtuosos. Ellos fueron aquellas/os que estuvieron abiertas/os a la Palabra de Dios y al cambio.
    • Señor, Tú me invitas continuamente a la plenitud de vida. Yo rezo para que a través de Espacio Sagrado, mi fe en Tí pueda crecer incluso más profundamente, y que pueda ser expresada en mi deseo de servir a otros.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Mateo una vez más nos presenta a Jesús y a Juan, frente a nosotros. Hay un sentido de insatisfacción en la gente. Ellos son infantiles en sus respuestas. Ninguno de los dos reúne sus demandas o sus criterios. Ambos hacen que la gente se sienta inconfortable y perturbada. Por tanto ellos los rechazaron de plano.
    • Señor, yo reconozco algo de mis propias respuestas en estas personas. Yo no siempre estoy abierta/o a oír y aceptar a aquellos que son diferentes. Yo puedo juzgar tan rápidamente, descartar y rechazar a la gente. Hoy yo necesito Tu ayuda.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Los niños muy pequeños son completamente egocéntricos. Ellos no pueden concebir ningún otro punto de vista que no sea el propio. Como las personas que Jesús describe acá, ¿reduzco yo la inmensidad de Dios a mi estrecha visión propia, y critico a los otros por sus percepciones diferentes?

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses