Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 1:57-66

La Palabra de Dios

Cuando a Isabel se le cumplió el tiempo del parto, dio a luz un hijo. Los vecinos y parientes, al enterarse de que el Señor la había tratado con tanta misericordia, se congratulaban con ella. Al octavo día fueron a circuncidarlo y lo llamaban como a su padre, Zacarías. Pero la madre intervino: No; se tiene que llamar Juan. Le decían que nadie en la parentela llevaba ese nombre. Preguntaron por señas al padre qué nombre quería darle. Pidió una tablilla y escribió: Su nombre es Juan. Todos se asombraron. Al punto se le soltó la boca y la lengua y se puso a hablar bendiciendo a Dios. Toda la vecindad quedó sobrecogida; lo sucedido se contó por toda la serranía de Judea y los que lo oían reflexionaban diciéndose: ¿Qué va a ser este niño? Porque la mano del Señor lo acompañaba.

Lucas 1:57-66
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • El nombre Juan significa “el Señor es bondadoso” Isabel lo escogió porque ella tenía una experiencia particular de la grandiosidad de Dios. Piensa como el Señor ha sido bondadoso contigo.
    • El nombre es también importante para aquel que va a ser el enviado de Dios. Él representará la cara de Dios, y Dios viene a nosotros como bondadoso, como lleno de misericordia. Nosotros tratamos de llevar esa bondad, esa misericordia, a aquellos que conocemos.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El nombre Juan que lleva este niño nos dice, en su significado original, que Dios le ha mostrado un favor especial. El Señor está diseñando un nuevo futuro para la humanidad, y el llamado del recién nacido nos anunciará a todos, que eso es justamente lo que está pasando. Zacarías e Isabel han sido bendecidos con esta nueva vida en sus años de vejez. Y a través del milagro de un nacimiento inesperado, y la mudez de Zacarías, las personas comprenden que aquí Dios está poniendo directamente su mano en los eventos: saben que están en el umbral de un misterio.
    • Cada una de las vidas nuevas que llegan, es una razón para regocijarse: cada nueva vida, incluyendo la propia, es enviada a la tierra por un propósito propio y único de Dios, y siempre merece una profunda gratitud y celebración.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Todos conocemos la alegría que se produce con ocasión del nacimiento de un bebé. Todos se incorporan a la danza de alegría cuando Juan fue nombrado. La independencia y confianza de Isabel en Dios se hizo presente. Él sería llamado Juan. Zacarías, al romper los antiguos moldes y al apoyar la insistencia de su esposa, recobra la capacidad de hablar.
    • Señor, la alabanza, el asombro y la alegría son signos de una vida enraizada en Tí. Cólmame con tus regalos. Permíteme buscar tu Gracia en mi vida y elevar mi voz para dar las gracias con alegría.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Tanto la madre como el padre acordaron darle el nombre de Juan, que significa regalo de Dios. Todos los nombres tienen resonancia, reflejando la razón por la cual fueron elegidos.
    • Pienso sobre mi propio nombre. Te doy gracias, Señor, por mi propio nombre, que está escrito en la palma de tu mano.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Me uno a la emoción alrededor del nacimiento del hijo de Isabel. Me hago consciente de que Dios está cumpliendo su plan a través de los seres humanos que colaboran. Así también Dios quiere al niño llamado Juan, y esto es lo que sucede. En la comprensión de Lucas acerca de la salvación, lo que Dios decide se verá eventualmente realizado. Pido por la fe necesaria para creer esto y estar libre de ansiedad.
    • ¿Cómo supo Isabel que el niño debía ser llamado Juan? ¿Se lo dijo una pequeña voz a ella? ¿Oigo yo las pequeñas voces que me dicen lo que debo hacer? Isabel y María eran personas ordinarias tal como yo. Dios me habla a mí como les habla a ellas.
    • ¿Cómo permanezco abierto/a a las sorpresas de Dios, al Espíritu que se mueve a voluntad? Está mi zona de comodidad tan bien defendida para que yo me pueda sorprender con la Gracia?

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses