Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Juan 6:35-40

La Palabra de Dios

Jesús les dijo: «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca tendrá hambre y el que cree en mí nunca tendrá sed. Sin embargo, como ya les dije, ustedes se niegan a creer aun después de haber visto. Todo lo que el Padre me ha dado vendrá a mí, y yo no rechazaré al que venga a mí, porque yo he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado. Y la voluntad del que me ha enviado es que yo no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite en el último día. Sí, ésta es la decisión de mi Padre: toda persona que al contemplar al Hijo crea en él, tendrá vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día».

Juan 6:35-40
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Jesús deja en claro que el pan que nos da es su Palabra, que si se acepta, los va a satisfacer. Saliéndose de lo metafórico, Jesús deletrea lo que significa creer en Él, y cuáles son las consecuencias de esa creencia.
    • El Evangelio puede influir nuestra oración. Nos ofrece la seguridad que Cristo nos resucitará a todos en el último día, porque ésa es la voluntad de su Padre.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La voluntad de Dios es que nada se pierda; que se pueda mirar todo lo que es bueno como un regalo suyo, y una invitación a aceptar la vida que Dios nos ofrece.
    • ¡Cada día se ofrece tanto a Dios! Oro para que toda la gente que está bendecida pueda comprender que su identidad y su destino radican en Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús, Tú me abrumas con la abundancia de tus promesas. Tú para nosotros eres el pan de vida. Tú te harás cargo de todas nuestras necesidades más profundas. ¿Qué necesidades? Nosotros tenemos hambre y sed de felicidad y alegría, queremos ser bienvenidos por el Padre, queremos vivir eternamente. Y todo lo que tenemos que hacer es entregarnos a Tí para que nuestras necesidades sean satisfechas. Tú eres fiel a tus promesas porque el prometer es el lenguaje del amor. ¡Gracias!
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Para los cristianos, los muertos no se han ido de nuestras vidas para siempre; ellos continúan existiendo y son parte de nuestra comunidad. Algunos están gozando la plenitud de la vida con Cristo en el cielo: otros están esperando alcanzar ese gozo en un estado que los católicos llaman purgatorio. Nosotros rezamos hoy para que esa espera pueda ser de corta duración.
    • El Evangelio puede apuntalar nuestra oración. Nos ofrece la seguridad que nos da Cristo de que Él nos levantará a todos en el último día, porque ésa es la voluntad de su Padre.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • No es inusual hoy en día, que el pan se presente como “artesanía”, “oficio” o “especialidad”, o que la gente elija estilos de vida para evitarlo: deja de ser un alimento humilde cuando se le da tanta atención. Cuando Jesús habla acerca del pan, no está refiriéndose a una selección o preferencia, sino que nos está pidiendo que identifiquemos nuestro alimento esencial y reconozcamos que Él está allí. Nuestra oración nos ayuda a saber lo que realmente necesitamos, y a reconocer a Dios como su fuente. Miremos más allá de nuestras preferencias y selecciones, de nuestras comodidades y deseos y, descubriendo lo que verdaderamente necesitamos, confiemos en que Dios nos alimenta y nos lleva hacia la vida.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Es difícil para mí el entender lo que significa, “resucitar en el último día”. Yo rezo por la confianza que necesito, y por la fe de creer que Dios está trabajando solamente por mi felicidad duradera.
    • Jesús, Tú me invitas a compartir una vida que es indestructible. Voy a participar de la misma vida de Dios. Este compartir ya ha comenzado. Que mi vida y mi oración testimonien que yo pertenezco allí donde Tú estés. Llévame, y a todos los demás, a tu casa.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús intenta que los/as que lo escuchan establezcan una profunda relación con Él. Les pide que crean en sus maravillosas promesas sobre la vida eterna.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses