Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 16, 1-8

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que me cuentan de tí? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido." El administrador se puso a echar sus cálculos: "¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa." Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?" Éste respondió: "Cien barriles de aceite." Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta." Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?" Él contestó: "Cien fanegas de trigo." Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta." El amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz."

Lucas 16, 1-8
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • ¡No había nada que no pudiera hablar con Jesús acerca del reino de Dios! Puedo preguntarle al Espíritu Santo que me ayude a mirar mi vida y los eventos que me conciernen, y que me ayude, en vez de retenerme por lo que parezca escandaloso, a animarme a usar asiduamente mis energías en el servicio del Evangelio.
    • Jesús me llama a cuidar los recursos de que dispongo. Considero los beneficios que poseo, tales como la inteligencia, oportunidades y tiempo, y le pido a Dios que me enseñe cómo usarlos para su mayor gloria, para el servicio a los demás y para mi propio crecimiento.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús nos cuenta de alguien que, despedido por su empleador por haber actuado injustamente, realiza grandes esfuerzos para amistarse con los deudores de su amo, perdonándoles las comisiones de sus deudas. De esa manera, él se proveía de amigos para los malos años futuros.
    • Jesús destaca que nosotros también debemos estudiar nuestra situación de cómo estamos frente a Dios. A veces nuestras debilidades nos hacen malgastar los dones que nos da Dios. Al final, nuestro Dios es un Dios de compasión del cual dependemos para ser perdonados/as.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Esta es una parábola extraña. Parece desenvolverse dentro de un sistema de valores de los “niños de esta época” Mientras un administrador deshonesto trata de hacerse cargo de las consecuencias de su despido inminente, lo hace perpetrando una deshonestidad mayor. Y por esto, incluso sus empleados lo alaban porque “ha actuado con perspicacia”. El ingenio, la astucia y el buen juicio (aún si es reprensible moralmente) son admirados en este mundo de los negocios.
    • Dentro del sistema de valores muy diferente de los “niños de la luz”, ¿tenemos nosotros el mismo nivel de astucia y de ingenio (pero ejercido moralmente) que el administrador de la parábola?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Señor, tú me estás diciendo que sea lista(o), usando sabiamente cualquier riqueza que yo tenga. Tener dinero es una responsabilidad. Yo lo puedo usar egoístamente, o con la sensibilidad puesta en las necesidades de otros. Dios me dio cosas temporales para mi uso. Mi riqueza consiste, no en lo que yo guardo, sino en lo que yo entrego a otros. Tú me juzgarás por cómo yo uso las cosas de las cuales soy sólo un administrador. Las únicas riquezas que nosotras(os) nos llevamos de este mundo son aquellas que hemos regalado.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Si tú estás con deudas sería un gran alivio tener un Ejecutivo Bancario que terminara con tu deuda. Dios ya ha cancelado mi deuda. Yo estoy libre frente a Dios y estoy muy agradecida/o.
    • La felicitación del amo puede parecer extraña, hasta que realizo que él valora la imaginación, la energía y el compromiso demostrado por el administrador. Pienso cómo puedo emplear mi imaginación para ponerla al servicio de otros, en el nombre del Evangelio.
    • San Lucas destaca la importancia del cuidado a los pobres. Aquéllos que escucharon esta historia deben haber sonreído al ver cómo los pobres se beneficiaron de la deshonestidad del administrador. Oigo que Jesús me pregunta: ¿son importantes los pobres para ti?
    • Jesús dice que podemos aprender incluso de personas deshonestas que son astutas. El administrador se adapta rápidamente a una crisis. Cuando la crisis me afecta, ¿me dirijo a Dios y veo qué puedo hacer, o dejo que la crisis arruine mi vida?

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses