Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Marcos 1:4-6

La Palabra de Dios

Es así como Juan el Bautista empezó a bautizar en el desierto. Allí predicaba bautismo y conversión, para alcanzar el perdón de los pecados. Toda la provincia de Judea y el pueblo de Jerusalén acudían a Juan para confesar sus pecados y ser bautizados por él en el río Jordán. Además de la piel que tenía colgada de la cintura, Juan no llevaba más que un manto hecho de pelo de camello. Su comida eran langostas y miel silvestre.  

Marcos 1:4-6
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Juan el Bautista es una figura desafiante. Nos llama a examinarnos para descubrir y confesar nuestros pecados. Ése es el camino para la alegría cristiana, real y profunda.
    • Fuimos bautizados en agua y en el Espíritu Santo. Recuerda el día y renueva las promesas hechas en mi favor.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Imagínese usted misma/o presenciando la escena en el río Jordán, quizá desde un lugar en el río, e imagine el agua que se escurre alrededor de sus tobillos. Contemple la escena y permita que se desarrolle. ¿Cómo es? Este hombre joven de Nazaret que se une a la fila que espera el bautismo de Juan: un símbolo de la purificación - pero también de nacimiento – que sale desde el fondo de las aguas del útero, hacia la nueva vida como un hijo amado de Dios.
    • Señor, cuando yo me doy cuenta de que Tú me amas, y que estás complacido conmigo, es como el comienzo de una nueva vida. Cuando oigo Tu voz, yo sé que tengo un propósito y un destino.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Juan el Bautista predicaba el perdón. Es uno de los regalos más especiales de Dios, y una de las grandes celebraciones del Adviento. Somos un pueblo perdonado, y damos la bienvenida al perdón de Dios, al arrepentirnos. Esto significa que somos agradecidos por su perdón - que no tenemos que cargar para siempre el peso de nuestros pecados, maldades, faltas y caídas. Dios las cubre todas con su misericordia.
    • El segundo paso de agradecimiento del perdón es tratar de llevar una vida mejor - movernos desde esta vida pecaminosa y sin sentido, hacia una vida de amor, compasión y alegría, y procurar perdonar a los demás.
    • Me mezclo con la multitud escuchando a Juan el Bautista. Sé que él también sufrió una muerte violenta. ¿Dónde está la buena nueva en eso? Las buenas nuevas son que él jugó su parte en el plan de salvación, y que ejerce de testigo permanente de la luz. En el desierto de mi vida, pido que siempre pueda ser testigo de la luz, y de la verdad y el amor.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La atracción de Juan Bautista es misteriosa. El pueblo acudía a él, no para ser ensalzados, sino que para conocer la verdad. Lo escuchaban por lo que veían, un hombre indiferente a los honores mundanos, que no necesitaba nada, a quien no se podía comprar con dinero, comodidades o placeres, y que era un apasionado de Dios.
    • Reconocían su santidad.
    • Muéstrame, Señor, que es lo que hay en mi vida que desvirtúa lo que dicen mis palabras, y las hace menos convincentes.

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses