Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Juan 1:35-42

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: "Éste es el Cordero de Dios." Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: "¿Qué buscáis?" Ellos le contestaron: "Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?" Él les dijo: "Venid y lo veréis." Entonces fueron, y vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: "Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)." Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: "Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro)."

Juan 1:35-42
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Juan el Bautista continúa señalando a Jesús, “el cordero de Dios”, a sus propios seguidores. En esta ocasión, Andrés y un hombre de nombre desconocido siguieron a Jesús, hasta que, sintiendo su proximidad, Él se vuelve e inicia una conversación con ellos. Esta es la clásica escena de un llamado o una vocación. Y al haber experimentado la atracción de Jesús, Andrés va a informar a su hermano Simón Pedro, que entonces va a conocer a Jesús. Lo que sigue, como decimos, ¡es historia!
    • El autor de una obra teatral tiene gran cuidado con las primeras palabras que pronuncia el protagonista principal. Esas palabras deben captar nuestra atención, y generalmente revelan algo del carácter de esa persona. Aquí leemos las primeras palabras que dijo Jesús en el evangelio de Juan. No son una enseñanza, un precepto o un desafío (como esperaríamos), sino una simple pregunta:” ¿Qué estás buscando?”, o “¿Qué quieres?”. Jesús pregunta sobre nuestros deseos para que Él pueda responder a ellos.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Mateo, Marcos y Juan ven la vocación cristiana expresada en la palabras “Arrepentíos y creed en la Buena Nueva” (Marcos 1:14-15). Juan, sin embargo, ve a nuestra vocación como una respuesta a las palabras de Jesús: “Vengan y lo verán”. Esta es una invitación a venir y conocer a Jesús como el Amor hecho visible por Dios, invitación que nos trae el Espíritu Santo (Juan 16:13-15).
    • Si tienes tiempo para orar con el Evangelio de hoy, podrías estar quieta/o por unos momentos y escuchar los sonidos que te rodean. Luego deja que Jesús diga las palabras “Vengan y lo verán” varias veces, con una pausa entre cada vez, de modo que tú puedas percibir el tono de su voz y la expresión de su rostro.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Andrés y su compañero dejan todo de lado aquel día, para estar en la compañía de Jesús. Impresionados, ellos deciden ser sus seguidores.
    • Cuando conocemos a una nueva persona, primero debemos darnos una oportunidad de llegar a conocerla. Entonces, si nos gusta lo que vemos, nos sentiremos atraídos por todo aquello que ella representa. En nuestra vida tan ocupada, ¿le damos a Jesús la posibilidad de que la atracción de su persona pueda trabajar en nosotros?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Esta es una pregunta que sugiere una búsqueda: “¿Qué estás buscando?” Muchos dirían ”No busco nada. Solo trato de sobrevivir”. Pero en momentos de seriedad nos damos cuenta de que nos gustaría que nuestras vidas significaran más que solo ir y gastar, comer y dormir.
    • Señor, quiero que me mires como tú miraste a Simón. Invítame a ver dónde puedo encontrarte, y permanecer contigo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Cuáles son los anhelos más profundos de mi corazón intranquilo? Qué estoy buscando y tratando de obtener de mi vida? Tan a menudo he oído solamente la mitad de la invitación de Jesús a acercarme a Él, a formar mi hogar con Él. Su persona, sus enseñanzas y su estilo me perturban hasta la esencia de mi ser.
    • Jesús, Tú me dices a mí, “Tú no estarías buscándome a no ser que tú me hayas ya encontrado”. Ayúdame a encontrarte, aún más profundamente, en mis tiempos de oración.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Frente a nuestros ojos se despliega un momento de cambio de vida. A los discípulos se les guía hacia el Maestro peregrino. En respuesta, Jesús hace algo muy característico de Él: plantea la pregunta más fundamental de la vida:¿Qué estás buscando? A medida que transcurre mi vida, me hago a mí mismo esta pregunta: ¿Qué busco?
    • Hoy en día se destaca el estar consciente de lo espiritual. Juan conoce su propio llamado profético. Reconoce a Jesús por quién es él y se regocija en el poder del Espíritu que obra. El es libre para dejar que sus discípulos se alejen de él para seguir a Jesús.
    • Señor, que pueda crecer en el conocimiento del Espíritu. Bendíceme con un claro sentido de mi llamado. Hazme sensible a la acción de tu Espíritu. Dame la libertad para ser tu testigo en mi actual situación.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Frente a nuestros ojos se despliega un momento de cambio de vida. A los discípulos se les guía hacia el Maestro peregrino. En respuesta, Jesús hace algo muy característico de Él: plantea la pregunta más fundamental de la vida:¿Qué estás buscando? A medida que transcurre mi vida, me hago a mí mismo esta pregunta: ¿Qué busco?
    • El escultor Miguel Ángel estaba modelando con su cincel una inmensa pieza de mármol sin forma. Se le escuchó decir: “Estoy liberando el ángel que está prisionero en este mármol”. ¿Qué se liberó en Pedro cuando los ojos de Jesús lo miraron? ¿Qué se libera en mí cuando los ojos de Jesús me miran?

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses