Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Marcos 2:13-17

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a la orilla del lago; la gente acudía a él y les enseñaba. Al pasar vio a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme". Se levantó y lo siguió. Estando Jesús a la mesa en su casa, de entre los muchos que lo seguían, un grupo de recaudadores y otra gente de mala fama se sentaron con Jesús y sus discípulos. Algunos letrados fariseos, al ver que comía con recaudadores y otra gente de mala fama, les dijeron a los discípulos: "De modo que come con recaudadores y pecadores!"
Jesús lo oyó y les dijo: "No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar justos, sino pecadores".

Marcos 2:13-17
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Jesús llamó a Mateo en forma abrupta (justo en el medio de su trabajo), y Mateo respondió con prontitud. Tanto se emocionó, que organizó una cena para Jesús y sus discípulos en su casa, y también invitó a sus propios amigos. Hasta ahí, todo bien. El problema es que Mateo es un recolector de impuestos y peajes, y sus amigos eran compañeros de su trabajo y otros eran “pecadores”. Toda esa gente era despreciada y marginalizada dentro de la sociedad judía, tanto por razones religiosas como sociales. ¿Qué está haciendo Jesús en su compañía? Los escribas desaprobaban fuertemente lo que estaban viendo, y expresaron su desaprobación a los discípulos de Jesús. Toda la historia lleva a la impresionante declaración con la cual termina el Evangelio de hoy. Jesús ha venido “no a llamar a los virtuosos, sino a los pecadores”. Lejos de ser una situación que había que evitar, la compañía de “pecadores” es precisamente lo que Jesús buscaba. Ellos eran los más necesitados de sanación. Esta enseñanza se aplica hoy a nuestras iglesias, parroquias, lugares de trabajo y hogares. ¿Cuán inclusiva es nuestra actitud hacia los otros? ¿Nos habríamos sentido cómodos en la cena de Leví?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús se siente en casa con los muy débiles y con el lado frágil de la humanidad, y quiere que nos sintamos en casa con nosotros mismos. Si no nos aceptamos, tendemos a preocuparnos con lo que es inadecuado, faltante y negativo en nuestras vidas.
    • En oración, puedes decirle a Jesús algo que no te guste de tí. A la luz de cuán cómodo se sienta Jesús para relacionarse con ese lado tuyo, ve cómo puedes dejar que Él muestre tu falta en perspectiva, o te ayude a verla como una pequeña parte de la buena persona que ve en tí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Al predicar Jesús junto al lago, sus palabras tenían un impacto diferente de persona a persona Para algunos, él era una novedad. Otros, tal vez estaban medio interesados. Pero los informes sobre él recibidos por el levita sentado en su oficina cercana deben haber conmovido su corazón, porque cuando Jesús lo invitó a ser un colaborador suyo para el Reino, el levita se puso de pie inmediatamente, sin siquiera pensar un momento sobre la carrera que dejaba atrás.
    • El trabajo del levita, recoger los impuestos para el gobierno romano de ocupación, nunca lo hizo querido de sus coterráneos. Sin embargo, él fue quien tuvo el oído más atento para el cambio total en la relación con Dios al que Jesús lo invitaba.
    • Sin importar nuestras circunstancias, siempre podemos tener el oído abierto al llamado más elevado.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Me pregunto cómo Jesús dijo la palabra ”Sígueme”. ¿Fue como una orden, una invitación, un susurro o un desafío definitivo? De cualquier manera que lo haya dicho, provocó una respuesta.
    • Permite que Jesús se dirija a ti en su oración. ¿Cómo escuchas su llamado a seguirlo: como si fuera una gentil invitación o una palabra urgente? No importa cómo lo haya dicho, siempre habla a cada persona, a su espacio de libertad interior y a su profunda generosidad.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Al llamar a Mateo para ser su discípulo, Jesús escogió una persona que pareció inapropiada. Era un cobrador de impuestos, despreciado por los judíos. Igual como los médicos que visitan a los enfermos, Jesús busca a los que están con mayores necesidades. Les renueva su dignidad y sus esperanzas. Pero los verdaderamente enfermos son los “justos”, que desprecian a los demás! ¿Tengo un poco de esos “justos” en mí? Si es así, ruego al Señor que me sane.
    • A menudo me he alejado de Tu Presencia, querido Amigo de mi vida; pero el instinto hogareño sigue fuerte en mí, y añoro volver a la casa de mi Padre.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús se abre paso a través de las aseveraciones cuidadosamente construidas de los fariseos. ¡Qué chocante debe haber sido! Levi, un hombre muy especial, despreciado por los justos, es el recipiente de la gratuita compasión y perdón de Dios. Jesús ve su potencial escondido y lo invita a ser su amigo.
    • Señor, la hipocresía, la arrogancia y el desprecio no tienen cabida en tu mesa de amigos. Sana mi corazón arrogante, despreciativo y juzgador, de manera que me pueda sentar a la mesa contigo.
    • Ruega por la generosidad, y permite que la palabra "Sígueme" haga eco en tu corazón y tu mente, como un mantra.

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses