Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 11: 29-32

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a decirles: "Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para esta generación. Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás".

Lucas 11: 29-32
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Para Jesús, el arrepentimiento de la gente de Nínive es lo significativo aquí. Si tienen la sabiduría para reconocer la autoridad del profeta Jonás y arrepentirse, entonces con seguridad la generación de Jesús debería ser capaz de hacer lo mismo, ya que Jesús es aún más grande que Jonás.
    • Lo mismo aplica a la Reina de Saba, que hizo un largo camino para mirar la grandeza del rey de Israel.
    • Extranjeros como la Reina de Saba y los Ninevitas, ¡son más capaces de ver la verdad que los benditos Israelitas! A lo mejor, yo también tengo una robusta sensación de mi identidad religiosa, de lo que es especial y sagrado. Pero, ¿no estará siendo un obstáculo?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Cuando Jesús había hecho un milagro, algunos testigos lo acusaban de haber invocado el poder del príncipe de los demonios: tal era su cerrazón de mente. Además, de su actitud emergía una demanda de una “prueba” antes de que le creyeran, un signo que remeciera la tierra. Por contraste, era desde su propio corazón que esa gente necesitaba producir una apertura a Jesús, una fe genuina.
    • La gente de Nínive en el pasado proporcionó el ejemplo necesario: tuvieron éxito en alcanzar esa genuina creencia cuando Jonás fue enviado a incitarlos a la obediencia al trabajo de Dios en ellos. Y la reina de Saba, solo una extranjera, respondió con sentimientos similares cuando se encontró en presencia del Rey Salomón en Israel.
    • Sin embargo, la persona de Jesús es un signo mucho más poderoso que cualquiera de esos, porque Jesús es nada menos que la total revelación del Padre en el cielo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Las personas de Nínive fueron instadas al arrepentimiento, por la señal de Jonás, la cual ellos reconocieron como la auténtica Palabra de Dios. La historia de Jonás describe como el profeta desobediente fue tragado por un pez gigante y luego de tres días emergió nuevamente en la costa. Él se arrepiente, su vida cambia radicalmente y él predica el mensaje de salvación con gusto.
    • Jesús dice que la única señal a ser reconocida, es aquella de la muerte y la resurrección, porque “algo más grande que Jonás está ahí”. Jesús morirá y será vuelto a la vida nuevamente. Éste será el signo más grande de que Dios está entre nosotros.
    • Puedes recordar por unos momentos, alguna experiencia que ha transformado completamente tu vida. ¿Sucede algo, quizá muy sorprendente, cuando tú comienzas a pensar en eso?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Los ninivitas se arrepintieron por el signo profético de Jonás, que reconocieron como la auténtica Palabra del Señor. Más tarde, Dios mandó a su hijo a nuestro mundo, como el último signo de su amor por nosotros.
    • Tú, Señor Jesús, eres el signo de los signos. Aquellos que van buscando mayores maravillas, verdaderamente no te han visto. En Tí encuentro que todo lo que necesito, para ser totalmente humano y para encontrar mi destino con Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Todos pedimos signos de tiempo en tiempo, porque parece que nos dan una mayor certeza en lo que creemos. Las apariciones, milagros y otros eventos sensacionales son importantes, no sólo para los contemporáneos de Jesús, sino también para nosotros. Sin embargo, Jesús insiste que el verdadero signo es su propia persona: en Él, Dios ha llegado a ser un ser humano y el que lo ve, ve al Padre. La búsqueda de otros signos no nos llevará a ninguna parte.
    • Jesús se compara con Juan, otro signo, llamando a la conversión. Nuestra reacción a este llamado a la conversión será nuestro propio juicio. Pido tener un corazón que escuche, abierto a Jesús y preparado para variar sus caminos.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jonás convirtió a la gran ciudad de Nínive, por medio de su santidad y sus prédicas; no por sus milagros. La santidad es una maravilla mayor que los efectos especiales, pero muy poco reconocida. Lo espectacular es lo que atrae a las multitudes. Señor, Tu mano es más evidente en santidad que en signos extraordinarios. Abre mis ojos ante tu trabajo en mis hermanas y hermanos.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La gente está llegando a Jesús buscando algunas señales… Él se compara con Salomón y con Jonás, los cuales, en su tiempo de vida, fueron signos de Dios. Él, sin embargo, habla con mayor autoridad que aquellos.
    • ¿Qué signos, en mi tiempo de vida, me están dirigiendo hacia Jesús?
    • ¿Quiénes son tus asesores y cuáles son las voces que tú oyes, cuando piensas acerca del profundo significado de tu vida?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús usa la imaginación tratando de ayudar a su audiencia a entender el misterio de quién es Él. Así, les recuerda los famosos caracteres en historias que conocen bien. Él luego trata de abrir sus mentes más aún, diciendo dos veces que algo más grande está ahí, en su persona.
    • Esta es una afirmación misteriosa. Pero Dios es misterioso, así que acercarse a la verdad sobre Dios significa recorrer el sendero de la misericordia. ¿Cultivo mi capacidad para el misterio, o vivo en la superficie de la vida? ¿Reduzco las maravillas de la naturaleza y del cosmos a simples hechos, o me dejo conducir para preguntarme cómo será su autor? Todas las cosas son un misterio divino, puesto que todas vienen de Dios. Déjame sentarme con Jesús y pedirle que avive la dimensión mística que puede estar dormida en mí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Las personas estaban buscando a su alrededor, listos para percibir algunos signos del trabajo de Dios, entusiastas por notar alguna prueba de que Jesús era quien Él decía que era. El problema estaba en que ellos estaban buscando hacia afuera. En cambio Jesús nos llama a comenzar a ser sensitivos de cómo Dios trabaja en nosotros. Él nos llama a estar atentos, vigilantes y perceptivos. Él nos da el Espíritu Santo para que nos ayude a reconocer donde Dios está trabajando en nuestros corazones. Los signos alrededor nuestro pueden confirmar que Dios nos está enseñando, pero eso no será todo en lo que tenemos que confiar.
    • Cuando Él se refiere a la “Reina del Sur”, Jesús nos recuerda cómo la reina de Saba fue conducida a consultar a Salomón. (1 Reyes 10: 1-5). Si un personaje rico y poderoso fue capaz de reconocer como Dios estaba trabajando en Salomón, yo puedo preguntar que me impide recibir enteramente la Palabra de Jesús en mi corazón.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jonás es el signo del amor de Dios por todos. Su llamado fue ir a un lejano país que no conocía su Dios. Él es también un signo del cuidado de Dios por cada uno de nosotras/os – su cuidado fue por la seguridad de Jonás. La fortaleza de Jonás fue su confianza en Dios. La oración es el tiempo que permite que crezca nuestra confianza en Dios, y ella se convierta en una parte importante de nuestro ser.
    • Los Ninivitas fueron inducidos al arrepentimiento por un signo profético de Jonás, el cual ellos reconocieron como la auténtica palabra de Dios. Más tarde Dios envía a su Hijo a nuestro mundo, como el último signo de su Amor por nosotros. Esto debería hacernos querer vivir una buena vida siguiéndolo a Él.
    • Jesús, Tú te detienes delante mío como un Signo. Como Jonás, Tú eres tragado por la muerte, pero te levantas de entre los muertos y me desafías a caminar en la novedad de la vida. Quédate conmigo en mis tiempos de ceguera y acompáñame de vuelta hacia Tu salvadora Presencia
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús nos dice las cosas como son. Cuando “las multitudes estaban aumentando” las desafiaba a preguntarse a sí mismas por qué llegaban para verlo y escucharlo. ¿Por qué vengo cada día a Espacio Sagrado?
    • La Palabra de Dios nos puede transformar. Jonás proclamaba la palabra de Dios y la gente se arrepentía. Santa Teresa de Ávila, una gran mística y reformadora, se inspiró en la riqueza de la Sagrada Escritura. ¿Permito yo que los Evangelios me transformen?
    • “Algo más grande hay aquí”. El desafiaba a la multitud a considerar la pregunta que planteó a sus apóstoles: “¿Quién creen que yo soy? Nos hace a nosotros la misma pregunta.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús usa la popular historia de Jonás para insinuar su propia resurrección. Jonás es tragado por una ballena, pero a los tres días emerge en tierra firme. Así mismo, Jesús morirá y será elevado a la vida nuevamente. Este será el mayor de todos los signos de que Dios está entre nosotros. Las maravillas de Jesús harán que los corazones de los inflexibles se rindan en ese punto.
    • Señor, siempre estoy buscando signos que me convengan: ¿recobrar la salud, relaciones satisfactorias, bienestar alcanzado y éxito en todo lo que emprenda, haciendo mi vida a mi modo? En cambio, ayúdame a enfocarme en tus grandes signos, que están expresados en el Credo cristiano.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses