Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 1, 26-36

La Palabra de Dios

A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: "No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin." Y María dijo al ángel: "¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?" El ángel le contestó: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible." María contestó: "Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra." Y la dejó el ángel.

Lucas 1, 26-36
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Dios te salve María, llena eres de gracia; Ave María, gracia plena; Cuando María oyó ese saludo, aumentó su timidez y confusión. Yo nunca puedo medir la profundidad del significado de Dios hecho hombre; pero el mantra “Dios te salve María, llena eres de gracia”, involucra mi palabra mientras mi mente trata de seguir a María en su felicidad y estupor. El mensaje del ángel perturba a María. La estaba conduciendo hacia aguas inexploradas, hacia una vida de riesgos inimaginables. Ella está dispuesta a correr el riesgo y a confiar en la invitación de Dios.
    • Señor, Tú me pides que yo también sea tu presencia en el mundo. Que se haga Tu voluntad.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Permito que el misterio de las formas de trabajar que tiene Dios me abrumen. Nazaret no es una ciudad importante, apenas aparece en el mapa. María tampoco tiene una estatura social. Ella es joven en un mundo que valora la edad, mujer en un mundo gobernado por hombres, pobre en una sociedad donde la riqueza es de gran importancia. Sin embargo esta pequeña niña, de proveniencia desconocida, es escogida para ser la Madre de Dios!
    • La oración es el tiempo para permitir que Dios nazca en nosotros. Los momentos pueden ser de “anunciación”, grandes o pequeños. La semilla de Dios nace en nosotros al momento de nacer, y la oración es una manera de asegurar el crecimiento de esa semilla. Jesús nace entre nosotros, donde el amor, la compasión y todo eso son importantes para que Dios venga vivo al mundo.
    • Una mujer joven siente irrevocablemente el toque de Dios sobre ella. Arraigada en este encuentro personal, María confía su vida, su reputación, todo su ser al plan divino para el bien del mundo. Todas nuestras mentalidades son sólo del tamaño de una caja de fósforos cuando se trata de la celebración de la inmensidad y del potencial de Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Como María, yo también vine al mundo por un propósito, ese propósito no me será revelado tan dramáticamente como lo fue para ella. Quizá ella escuchó la Palabra de Dios tan claramente por su impecabilidad. Y también debido a su silencio: no había un clamor ahogándolo. Muy a menudo yo temo al vacío, a la obscuridad y al silencio dentro de mí. Sin embargo es ahí donde el Espíritu vive y trabaja, aún cuando mi plegaria parezca la más árida. Dios, ayúdame a ir diariamente a la quietud de mi propio corazón, a encontrarte ahí, en amor y adoración.
    • Durante los 400 años previos, las voces de los profetas habían estado en silencio en Israel. Ese largo silencio se estremece por el tremendo impacto de las buenas noticias de hoy. Cuando el silencio en mi vida parece pesado e impenetrable, puede ser roto en el tiempo menos esperado y en las circunstancias menos pensadas. Debo estar suficientemente tranquila/o para oír la voz de Dios y ser lo suficientemente valiente para actuar según ella.
    • ¿Por qué cada vez que oímos:”Que se haga la voluntad de Dios” es en las más tristes o trágicas situaciones? ¿Oímos o decimos esas frases en tiempos de alegría y celebración?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • A Dios parece que le gustan las pequeñas cosas. Estamos rodeados por todas partes del divino misterio. Aparece la aurora, un pájaro canta, un niño llora; la naturaleza nos proporciona alimento y bebida. Todo es extraño y lleno de maravillas. Señor, dame de nuevo la mente de un niño para advertir tu presencia en tu accionar.
    • Imagino que estoy visitando a María cuando llega el ángel. Observo y escucho sin aliento su conversación, como si nunca la hubiese oído antes. Cuando el ángel desaparece me quedo con María. Mi corazón está lleno de admiración por ella, mientras acepta la tarea que Dios le encomienda.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El mensaje del ángel dejó a María confundida. La estaba llevando a un camino desconocido, hacia una vida llena de riesgos. Ella acepta voluntariamente aceptar esos riesgos, y confiar en la invitación de Dios.
    • Cuando dejo a María y llego a mi casa, llevo sus palabras en mi corazón, y ruego que las pueda repetir cuando Dios me pida algo a mí. “Que se cumpla según tu palabra”. Pido ser sensible a los ángeles que me puedan salir al encuentro hoy día.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses