Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 14:25-33

La Palabra de Dios

Caminaba con Jesús un gran gentío. Se volvió hacia ellos y les dijo: "Si alguno quiere venir a mí y no se desprende de su padre y madre, de su mujer e hijos, de sus hermanos y hermanas, e incluso de su propia persona, no puede ser discípulo mío. El que no carga con su propia cruz para seguirme luego, no puede ser discípulo mío. Cuando uno de ustedes quiere construir una casa en el campo, ¿no comienza por sentarse y hacer las cuentas, para ver si tendrá para terminarla? Porque si pone los cimientos y después no puede acabar la obra, todos los que lo vean se burlarán de él diciendo: Ese hombre comenzó a edificar y no fue capaz de terminar! Y cuando un rey parte a pelear contra otro rey, ¿no se sienta antes para pensarlo bien? ¿Podrá con sus diez mil hombres hacer frente al otro que viene contra él con veinte mil? Y si no puede, envía mensajeros mientras el otro está aún lejos para llegar a un arreglo. Esto vale para ustedes: el que no renuncia a todo lo que tiene, no podrá ser discípulo mío".

Lucas 14:25-33
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Hay un costo para el discipulado. Jesús quiere que lo acompañen amigos y no obedientes concriptos. El propone una rígida situación, preguntando si estamos preparados para aceptar las dificultades con él. En el caso que lo estemos, sabemos que no nos dejará solos/as sino que compartirá las cargas con él y nos mostrará el significado del amor y el coraje.
    • Con Jesús viajaban grandes multitudes; tal vez por eso él hablaba con tanta convicción, para asegurarse de que nadie iba a seguirlo sin pensarlo, o llevado por la corriente de los demás. El discipulado es personal. Jesús quiere hablarte a ti en particular, no a la gente en general.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Este pasaje, acerca del costo del discipulado, ¿presume que seguir a Jesús es muy exigente? ¿Lo encuentro yo exigente? ¿De qué manera? ¿Es realísta el “renunciar a todas nuestras posesiones”? y si no lo es, ¿qué es lo que significa este pasaje para mí?
    • En oración estamos solamente Dios y yo, por un momento todo lo demás es dejado de lado. No necesito nada para orar excepto yo misma/o. Así es como yo llegué a este mundo y como me iré –desnuda/o de todo lo que poseo. Esta puede ser una experiencia de enorme libertad. La oración es el momento de ofrecer nuestro yo a Dios, el verdadero y real “yo”, sin las posesiones, las cuales algunas veces pueden bloquear la invitación de Dios y su Gracia.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Acá Jesús nos enseña acerca del costo del discipulado. Que hay un costo está ilustrado por las historias del constructor y el rey. Un verdadero discípulo no se limita simplemente a ir a la deriva a través de su vida, sino que está consciente de la seriedad de su compromiso.
    • Algunas personas no comprenden el uso que Jesús hace de la palabra “desprender”: “Si alguno quiere venir a mí y no se desprende de su padre y madre, de su mujer e hijos, de sus hermanos y hermanas, e incluso de su propia persona, no puede ser discípulo mío” (v.26) Él está usando una exageración deliberada para enfatizar un punto. En Mateo 10: 37 el explica este significado: “Quien quiera que no me ame a mí más que a su padre o su madre, no es digno de mi”. Es una cuestión de prioridades.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El cargar con la cruz nos recuerda el Sábado Santo, y Jesús tambaleante bajo el peso de su Cruz. Para la mayoría de nosotros la cruz no nos ha sido impuesta desde fuera, sino como parte de nuestro maquillaje: las debilidades del cuerpo y de la mente, las adicciones, las tentaciones y los deseos recurrentes que nos despojan de nuestra libertad. Acarrear nuestra cruz significa, no tanto el resolver estos problemas, como el aprender a vivir con ellos, sin sobresaltos, y con humildad.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Mis “posesiones” y mis zonas de comodidad se ven desafiadas por mi creciente relación con Jesús. Qué me ayudaría a desprenderme de estas falsas seguridades? Voy a pedirle ayuda para poder confiar en Él totalmente.
    • En esta recesión mundial hay muchos proyectos que están esparcidos por los alrededores. Yo reflexiono sobre el mensaje sin tiempo del Evangelio. Sus fundamentos están en Dios, el cual no cambia.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En mi oración está presente Dios y yo; en ese tiempo todo lo demás se deja atrás. No necesito nada para rezar, excepto a mí mismo. Es así como llegué al mundo, y así como lo abandonaré - desnudo de todas mis posesiones. Esto puede ser una experiencia de gran libertad. La oración es el momento de ofrecer nuestro ser a Dios - el real y verdadero ser, sin sus "posesiones", las que pueden obstaculizar la invitación de Dios y su Gracia.
    • En esta lectura del Evangelio, se nos invita a dar los pasos que nos llevarán a nuestro hogar celestial. Se nos pide que evitemos todas las cosas y todas las personas que puedan obstaculizar nuestra jornada. Antes que todo lo demás, nuestras mentes y corazones pertenecen al Señor. Debemos hacer todo lo que sea necesario para primero, buscarlo a Él; luego, todo se colocará en su lugar.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El fuerte contraste de las palabras de Jesús (desprenderse de su padre y madre) es la forma hebrea de lo que hoy llamaríamos establecer prioridades. Deberemos escoger entre el llamado de Dios y los lazos familiares. Jesús habla a multitudes que lo han seguido; allí y en todas partes Él les advierte contra una atracción que es demasiado impulsiva y emocional. ¿Qué me pides, Señor? Necesito conocer el costo que deberé asumir.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses