Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Juan 1, 1-18

La Palabra de Dios

En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba ante Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba ante Dios en el principio. Por Ella se hizo todo, y nada llegó a ser sin Ella. Lo que fue hecho tenía vida en ella, y para los hombres la vida era luz. La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron. Vino un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. Vino para dar testimonio, como testigo de la luz, para que todos creyeran por él. Aunque no fuera él la luz, le tocaba dar testimonio de la luz. Ella era la luz verdadera, la luz que ilumina a todo hombre, y llegaba al mundo. Ya estaba en el mundo, este mundo que se hizo por Ella, o por Él, este mundo que no lo recibió. Vino a su propia casa, y los suyos no lo recibieron; pero a todos los que lo recibieron les dio capacidad para ser hijos de Dios. Al creer en su Nombre han nacido, no de sangre alguna ni por ley de la carne, ni por voluntad de hombre, sino que han nacido de Dios. Y la Palabra se hizo carne, puso su tienda entre nosotros, y hemos visto su Gloria: la Gloria que recibe del Padre el Hijo único, en Él todo era don amoroso y verdad.

Juan dio testimonio de Él; dijo muy fuerte: "De Él yo hablaba al decir: el que ha venido detrás de mí, ya está delante de mí, porque era antes que yo."

De su plenitud hemos recibido todos, y cada don amoroso preparaba otro. Por medio de Moisés hemos recibido la Ley; pero la verdad y el don amoroso nos llegó por medio de Jesucristo. Nadie ha visto a Dios jamás, pero Dios-Hijo único nos lo dio a conocer; Él está en el seno del Padre y nos lo dió a conocer.

Juan 1, 1-18
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Hoy día es el cumpleaños de Jesús. Él nació de su Padre como Dios en la eternidad. Hoy Él ha nacido de María como un ser humano de su tiempo. Maravíllate de esto.
    • La Palabra de Dios lanzó sus redes hacia nosotros dos mil años atrás, y aún está acá, realmente presente entre nosotros, en la Iglesia. Alábalo y agradécele por esto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La Palabra de Dios es más que una mera comunicación o mensaje que proviene de Dios: es nada menos que la propia comunicación de Dios, y en más de un nivel. La Palabra – o Sabiduría - es una personificación de Dios, y de Dios creador (el mundo tuvo su comienzo en Él) y de la fuente de toda luz y vida.
    • Desconcertados por el misterio de Pascua, los primeros cristianos fueron inducidos a volver a reflexionar sobre la completa realidad de un Dios preexistente (“existía antes de mí”). En un sentido, toda la fiesta y época de Navidad es una celebración de eso.
    • La participación del mismo Dios se extendió incluso a su Palabra, Jesús hecho carne – uniéndose a la humanidad - el cielo se unió con la tierra y la tierra se unió con el cielo.
    • Se ha dicho que nadie puede contemplar el rostro de Dios y vivir. Pero ahora podemos ver su gloria porque, como nos asegura la Escritura, Jesús es la imagen perfecta del Dios invisible.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Este Evangelio posee una atracción sorprendente. Tal vez hoy día lea el texto en forma contemplativa. Me permito vivir la experiencia y saborear el poder atrayente del misterio del amor más allá de toda palabra. Un Dios que es Vida y Luz. La Palabra que se muda de casa, descontenta de permanecer alejada de nosotros.
    • Un teólogo escribió: “Busqué a Dios en los cielos, pero descubrí que había caído en la tierra, así que debo buscarlo entre mis amigos”. Señor, Emanuel, hoy me acerco a Tí, al celebrar tu nacimiento. Te agradezco por mudarte de casa, e insertarte tan plenamente en nuestra historia humana de soledad, dolor, debilidad y fragilidad.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En este himno, que es la introducción al Cuarto Evangelio, Juan proclama la fe que nos señala como cristianos. Creemos que Jesús es la Palabra de Dios, su expresión perfecta. "Nadie ha visto a Dios Jamás, pero Dios-Hijo único nos lo dió a conocer; Él está en el seno del Padre, y nos lo dió a conocer."
    • Señor, en el año que comienza hoy, permíteme crecer en el conocimiento de Dios. Que yo reciba de Tu plenitud, gracia sobre gracia. Tú tomaste esta carne mortal por mí y viviste entre nosotros. Que este año que viene, me lleve más cerca de Tí.

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses