Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 2: 25-28

La Palabra de Dios

Había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso, que esperaba la liberación de Israel y se guiaba por el Espíritu Santo. Le había comunicado el Espíritu Santo que no moriría sin antes haber visto al Mesías del Señor. Movido por el mismo Espíritu, se dirigió al templo. Cuando los padres introducían al niño Jesús para cumplir con él lo mandado en la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios.

Lucas 2: 25-28
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • El recién nacido representa la continuidad del plan de salvación de Dios. Siempre la providencia de Dios - el Espíritu Santo dirigiendo la historia - ha estado trabajando. Este mismo Espíritu permanecía en Simeón y hoy día lo guía hasta el Templo.
    • El Templo en sí mismo es el lugar de morada de Dios entre su gente, y Simeón y Ana pertenecen a los fieles remanentes del pueblo de hombres y mujeres, los pobres privilegiados de Dios. Ana había estado orando y ayunando: ese régimen cuyo poder sobre el mal, un día lo confirmaría el mismo Jesús. El pueblo de Dios había estado largo tiempo orando para la venida del Mesías, descrito en este texto como la consolación de Israel y su gloria; la redención de Jerusalén; la luz de los gentiles.
    • En el pasado, los profetas y profetizas eran los que transmitían el mensaje de la gloria de Dios. Estaban escogidos/as desde el comienzo de sus vidas y el favor de Dios permanecía con ellos y ellas. Y ahora lo mismo va a suceder con el niño de María: el favor de Dios permanecerá con él mientras crece en fuerza y sabiduría. Jesús será la nueva morada de Dios entre su pueblo: en él mismo, será una época totalmente nueva, tanto para Israel como para las naciones paganas. Incluso funcionará como una espada de juicio, descrita como que destruye a unos y salva a otros, sin que siquiera su madre estuviera eximida del dolor de esa crisis
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús estaba destinado a ser un signo que generaría oposición. Nosotros somos sus seguidores y también podemos esperar oposición. Hagamos lo posible por aceptarlo y por crecer a través de eso.
    • A María le fue dicho que una espada le atravesaría el corazón. Ella lo recibió y lo aceptó. Nosotros también. Tratemos de aceptar el dolor que viene hacia nosotros, como Dios lo aceptó de buena gana.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En la Presentación al Templo, María y José presentaron “la Ofrenda de los Pobres”: dos palomas, en vez del cordero que era la ofrenda de los más pudientes. Ellos se encontraron con Simeón, uno de los “Callados de la Tierra”, judíos que esperaban la venida del Dios a su pueblo, en un espíritu de oración y silenciosa vigilancia, y no con la expectación de un guerrero triunfante. En mi oración, me uno a María al escuchar al maravilloso y profundo mensaje de Simeón.
    • Las mentes modernas encuentran muy extraña la noción de “purificación”. Para la mente israelita, ciertas situaciones profanas y sagradas, incluída el dar a luz, poseían cualidades misteriosas que se comunicaban a cualquiera que participara en ellas, y las dejaba en una clase aparte de las demás. Para poder volver a la vida diaria, esas personas debían ser “purificadas”. Aunque esa actitud revela una mentalidad primitiva, las leyes sobre la purificación le dieron a los israelitas una identidad propia, distinta a la de las otras naciones.
    • Mientras medito en el relato de la Presentación al Templo, permito a Dios que me hable a través de las palabras de Simeón.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El Espíritu Santo es muy importante para San Lucas, y el hecho que ese Espíritu nunca se aleja de nosotras/os. Esta lectura lo une a Simeón, donde lo ayuda a reconocer y alabar a Dios, y a bendecir a los padres de Jesús. ¿Qué pasa conmigo? El Espíritu Santo también habita en mí: ¡yo soy su templo! ¿Pero no será sólo un alojado callado a quien apenas detecto? ¿Lo he encerrado? ¿Puede llegar a ser mi consejero, a quien le pido ayuda y apoyo? ¿Podemos el Espíritu y yo crear vida juntos?
    • Los primeros cristianos anunciaban sus decisiones más importantes diciendo: “Parece bien para el Espíritu Santo, y para nosotros… (Hechos 15:28). Señor, hazme atenta/o a los consejos del Espíritu al tomar mis decisiones. Entonces todo marchará bien para mí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús no viene en esplendor, sino como un bebé en los brazos de su madre. Señor, te veo en la vulnerable carne de un niño, un signo del cual se hablará en contra. Ya la sombra del calvario cae sobre María tal como Simón le había dicho que una espada atravesaría su alma.
    • Jesús, tú compartes mi humanidad en todas las formas. Como tú, quiero crecer y hacerme fuerte, lleno de sabiduría. Todavía tengo millas que recorrer antes de dormir. Que el favor de Dios esté conmigo como contigo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Si yo quisiera, la fiesta de la Presentación puede suceder todos los días. Esto es porque cuando oro, me estoy presentando a mí mismo ante Dios: Dios y yo nos encontramos directamente. Cuando Jesús nos dice que oremos siempre, nos está invitando a vivir nuestras vidas con la conciencia de Dios.
    • Como Simeón, puedo tomar al niño en mis brazos. Tal vez el niño se despierte y me sonría. ¿Qué sucede en mi corazón cuando eso ocurre? Simeón alababa a Dios. Agradezco que Dios se me presente en una forma tan tangible y vulnerable.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses