Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 1, 5-25

La Palabra de Dios

En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del grupo de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada. Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según el ritual de los sacerdotes, le tocó a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo: "No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; se llenará de Espíritu Santo ya en el vientre materno, y convertirá muchos israelitas al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacia los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los justos, preparando para el Señor un pueblo bien dispuesto." Zacarías replicó al ángel: "¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada." El ángel le contestó: "Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento." El pueblo estaba aguardando a Zacarías, sorprendido de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas, porque seguía mudo. Al cumplirse los días de su servicio en el templo volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir cinco meses, diciendo: "Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres."

Lucas 1, 5-25
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Isabel era estéril y Dios intervino para mostrar su poder. ¿Dónde es mi vida estéril, vacía? ¿Dónde es que yo quiero que Dios intervenga por mí?
    • Zacarías dudó del mensaje del ángel y fue castigado por eso. Le pido a Dios me ayude con mis propias dudas y dificultades.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Zacarías e Isabel pertenecían a los “pequeños” de la tierra, diferentes de las masas temerosas de Dios. Cada uno de ellos, juzgados por la profundidad de sus creencias, podían considerarse como pertenecientes a “uno en mil”, mientras, desde un punto de vista externo, eran desconocidos y semejantes a miles de otras personas. Y Dios parecía estar reteniendo el premio que podrían haber esperado en esos días: no tenían hijos/as.
    • Finalmente llegó el premio, pero no sin algunas pruebas de fe, dada la etapa de vida de la pareja. Y Zacarías aprendió también que el niño anunciado había sido creado según el designio de Dios: el niño había sido enviado a preparar el camino - en un papel que siempre se esperaba que fuera del profeta Elías - para la intervención final de Dios en los últimos días de esta era. Incluso el nombre (“Dios lo favoreció”) que se esperaba que llevara el niño, hablaba de la intención de Dios.
    • Ciertamente, los caminos de Dios no son los nuestros, y la gente que siempre ha tratado de permanecer fiel al Señor, a veces se encuentra llamada a una fe más profunda, la que significa una cercanía más privilegiada a Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Éste fue un día increíble para Zacarías: había sido escogido por azar, entre cientos de sacerdotes, para ofrecer incienso a nombre del pueblo judío. No poder tener hijos, el gran dolor de su vida, debe haber estado en su mente mientras rezaba. La revelación que le anunció que sería padre de un hijo muy especial, fue una respuesta a sus oraciones, tan asombrosa, que lo dejó sin habla.
    • Señor, antes de que yo existiese, mis padres oraron para que yo naciera, viviera y tuviera un destino contigo. Te agradezco la maravilla de mi ser.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Zacarías se quedó mudo cuando él no creyó la buena nueva. Si yo no creo las buenas nuevas, yo tampoco tendré nada de valor que decirle a otros. Me siento con Isabel y le pido poder compartir con ella su fe.
    • “Los dos estaban avanzando en años”, quizá es también verdad para mi mismo! Pero el mensaje es que el Señor puede hacer maravillas en nosotros, cuando nosotros sentimos que no podemos hacer nada. Aún la plegaria diaria del Espacio Sagrado Comunitario afecta al mundo para bien, de manera desconocida para nosotros. Le pido al Señor que oiga nuestras plegarias como Él oyó la plegaria de Zacarías.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses