Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 17, 1-6

La Palabra de Dios

Dijo Jesús a sus discípulos: «Es imposible que no haya escándalos y caídas, pero ¡pobre del que hace caer a los demás! Mejor sería que lo arrojaran al mar con una piedra de molino atada al cuello, antes que hacer caer a uno de estos pequeños. Cuídense ustedes mismos. Si tu hermano te ofende, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo. Si te ofende siete veces al día y otras tantas vuelve arrepentido y te dice: "Lo siento", perdónalo». Los apóstoles dijeron al Señor: «Auméntanos la fe». El Señor respondió: "Si ustedes tienen un poco de fe, no más grande que un granito de mostaza, dirán a ese árbol: Arráncate y plántate en el mar, y el árbol les obedecerá".

Lucas 17, 1-6
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Jesús permite nuestras fallas personales, pero nos advierte en contra de causar dificultades a los demás. Considero cómo doy buen ejemplo, y soy considerado/a y afectuoso/a. Le pido ayuda a Dios para no ser orgulloso/a ni descuidado/a.
    • Vivir entre otras personas, exige cuidado y atención a cómo conduzco mis relaciones. Le pido a Dios que me ayude a ver cómo ayudo a otros/as a crecer, en la forma que les pongo atención y cómo los/as perdono.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús nos dice que, a pesar de todos los esfuerzos para llevar una buena vida, es seguro que tropezaremos. Él entiende esto, y de ahí su precioso regalo de la reconciliación. Pero nos advierte del gran daño que hacemos si somos responsables de que otros tropiecen. Estar unidos debiera servir para apoyarnos mutuamente, y no ser de causa de que otros/as anden a la deriva.
    • Agradece por todos los que, a través de la Gracia de Dios, te ayudan a vivir tu fe a la sombra de Jesús. Darse cuenta de nuestra propia debilidad y ver cómo el Señor es tan considerado con nosotros/as, nos ayuda a parecernos más a Cristo cuando necesitamos perdonar a otras personas.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • “Perdona nuestras ofensas” le decimos repetidamente a Dios, y necesitamos repetirlo cuando lo ofendemos nuevamente y nuevamente. Tú me dices, Señor, que yo sea tan paciente con el arrepentimiento de los otros, como tú has sido conmigo. Gracias Señor, yo necesitaba este recordatorio. El perdón no es una sábana que lo cubre todo, pero una forma de llegar a aquellos que se arrepienten. Tú me haces una oferta para que yo sea exigente, no absurdo; pero cuando yo perdono debe ser “enterrando el hacha” sin marcar el lugar.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La imagen de una piedra de molino amarrada alrededor del cuello, produce escalofríos en la columna vertebral. Yo rezo por “los pequeños” que han sido inducidos a tropezar en nuestra Iglesia de hoy.
    • Ocasiones para tropezar van a seguir apareciendo. Jesús cayó y se levantó tres veces, y continuó por el Camino de la Cruz. ¿Puedo yo asumir mis propias formas de tropezar? SI yo puedo, entonces quizá habrá un poco más de compasión en mi corazón por mi vecino, que es igualmente frágil.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En este día, Jesús nos alerta para ser cuidadosos en cómo nos influenciamos entre nosotras/os. No debemos tentar a nadie, ya sea de palabra u obra nuestra, para actuar en cualquier forma que sea contra las normas de la sociedad. También somos llamadas/os al arrepentimiento; si alguien nos hiere o nos enoja, se nos pide que los perdonemos, y también se nos pide que busquemos ser perdonadas/os si hemos actuado mal.
    • Jesús, somos tan apresurados a “nombrar y condenar”; tan rápidos para juzgar, tan inclinados a guardar los rencores que tenemos de una persona, incluso si su causa sucedió hace mucho tiempo. Enséñanos, Padre, a perdonar, tal como Tú nos has perdonado.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • “Pequeños” significa gente vulnerable que no puede defenderse a sí misma. ¿Alguna vez he herido o disminuido a alguien más débil que yo? ¿Soy matón/a? Si es así, ruego por el perdón de Dios y oro por quienes han sido privados por mí de su felicidad.
    • ¿Piensa la gente que yo soy alguien que perdona fácilmente? Jesús nunca fue rencoroso con los otros y para ser un verdadero discípulo, debo ser como él.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses