Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2017-09-16

La Presencia de Dios

"Me detengo frente a tu puerta y llamo", dice el Señor. Que privilegio más maravilloso es el que el Señor de la Creación desee venir a visitarme.

Doy la bienvenida a su Presencia.

La Libertad

Señor, que nunca yo reciba el regalo de mi libertad como algo merecido. Me diste la gran bendición de la libertad de espíritu. Llena mi espíritu con Tu Paz y Tu Amor.

La Conciencia

En la seguridad que Dios me ama incondicionalmente,
recuerdo honestamente lo hecho en el día anterior, lo sucedido y mis sentimientos.
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias...
Hay algo que lamento? Pido perdón...

La Palabra de Dios

Lucas 6:43-49

Jesús les dijo: "No hay árbol sano que dé fruto podrido, ni árbol podrido que dé fruto sano. Por los frutos distinguís cada árbol. No se cosechan higos de las zarzas ni se vendimian uvas de los espinos .El hombre bueno saca cosas buenas de su tesoro interior bueno; el malo saca lo malo de su tesoro malo, porque de lo que rebosa el corazón habla la boca. ¿Por qué me invocáis: ¡Señor, Señor!, si no hacéis lo que os digo? Os voy a explicar a quién se parece el que acude a mí, escucha mis palabras y las pone por obra. Se parece a uno que iba a construir una casa: cavó, ahondó y colocó un cimiento sobre la roca. Vino una crecida, el caudal se estrelló contra la casa, pero no pudo sacudirla porque estaba bien construida. En cambio, el que escucha y no las pone en obra se parece a uno que construyó la casa sobre la tierra, sin cimiento. La corriente se precipitó sobre ella y en seguida se desmoronó, siendo grande el desastre de aquella casa".

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • El Papa Francisco nos alienta a ser personas de discernimiento, que saben identificar y escoger que es lo mejor, más allá de una actitud de blanco y negro. La lectura de hoy nos entrega un criterio de discernimiento muy básico: ¿cuáles son los frutos que produce cada elección? Miro mis opciones, y me pregunto a mí mismo/a si estoy feliz con esos frutos.
  • En nuestro tiempo profundamente relativista, las palabras de Jesús acerca de construir nuestra vida basada en sus palabras, parece un desafío real. Pido comprender qué significa en mi propia vida, y ver donde mi vida está construida sobre arena y donde está construida sobre roca sólida.

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses