Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2017-11-23

La Presencia de Dios

Hago una pausa y reflexiono sobre el Amor y la Gracia que Dios vierte sobre mí,
creándome a su imagen y semejanza, transformándome en su templo...

La Libertad

“Soy libre.”
Cuando observo estas palabras escritas,
parecen crear en mí una sensación de asombro.
Sí, una maravillosa sensación de libertad.
Gracias, Señor.

La Conciencia

Existo en una red de relaciones con mi entorno, con la naturaleza, con mis hermanos, con Dios...
Algunos tejidos de la red están rotos, otros torcidos...
Pido la gracia de la aceptación ... y del perdón ...

La Palabra de Dios

Luke 19:41-44

Jesús, al acercarse y divisar la ciudad, dijo llorando por ella: "Si también tú reconocieras hoy lo que conduce a la paz. Pero eso ahora está oculto a tus ojos. Te llegará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán y te cercarán por todas partes. Te derribarán por tierra a ti y a tus hijos dentro de ti, y no te dejarán piedra sobre piedra; porque no reconociste la ocasión de la visita divina".

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús lloró sobre su ciudad. Sintió dolor profundo por la resistencia de ella a la Palabra de Dios, ya que Él previó el desastre que muy luego enfrentarían. Yo también puedo mirar alrededor mío, en mi país, en el mundo y sentir pena por tanto desprecio a la verdad y a lo que es correcto, por la corrupción y por todo el sufrimiento que trae y las secuelas que deja.
  • “Benditos los que sufren, porque serán consolados”. Señor, ayúdame a nunca acostumbrarme al mal alrededor mío; mantén mi corazón sensible al egoísmo y abuso de poder, que es la causa de tanto sufrimiento. Pido nunca cerrar mi corazón a los inmigrantes y a sus luchas.

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses