Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2017-11-24

La Presencia de Dios

Señor Jesús, al llamarte en el día de hoy, percibo que a menudo llego sólo a pedirte favores. Hoy sólo deseo estar en Tu Presencia. Que mi corazón pueda responder a Tu Amor.

La Libertad

Muchos países sufren hoy las agonías de conflictos y guerras. Inclino mi cabeza y agradezco mi libertad. Ruego a Dios por todos los prisioneros y cautivos.

La Conciencia

Me pregunto: "¿cómo está mi ser interior hoy día? ¿Está cansado, estresado, fuera de forma?" Si cualquiera de estos casos sucede, "¿cómo librarme de estas preocupaciones que me perturban?"

La Palabra de Dios

Lucas 19:45-48

Después entró en el templo y se puso a echar a los mercaderes diciéndoles: "Está escrito que mi casa es casa de oración y vosotros la habéis convertido en cueva de asaltantes". A diario enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los letrados y los jefes del pueblo intentaban acabar con él; pero no encontraban cómo hacerlo, porque el pueblo en masa estaba pendiente de sus palabras.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • El contraste entre el ideal y la realidad golpea a Jesús con fuerza: la Casa Sagrada se había convertido en una oportunidad comercial; las necesidades de las personas hambrientas eran ignoradas por las autoridades intrigantes. Si yo soy confrontada/o por las tensiones diarias entre los ideales y la experiencia, rezo para no convertirme en un cínico, sino ponerme al lado de Jesús, teniendo en mente lo que Dios desea.
  • Si bien Él ahí vio las contradicciones, Jesús escogió el Templo como el lugar donde iba a predicar. Le pido a Jesús me ayude a convertirme en testigo de su Buena Nueva, donde sea que yo esté, incluso si esto no me parece lo ideal.

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses