Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2017-11-30

La Presencia de Dios

Señor, ayúdame a estar totalmente viva/o
En Tu Santa Presencia
Envuélveme en tu Amor
Que mi corazón sea uno con el tuyo.

La Libertad

Pediré la ayuda de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
y estar atenta/o a Dios en este tiempo de oración,
para llegar a amarlo y servirlo cada vez más.

La Conciencia

Me pregunto: "¿cómo está mi ser interior hoy día? ¿Está cansado, estresado, fuera de forma?" Si cualquiera de estos casos sucede, "¿cómo librarme de estas preocupaciones que me perturban?"

La Palabra de Dios

Mateo 4:18-22

Mientras Jesús caminaba junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos - Simón, llamado Pedro, y Andrés, su hermano -  que estaban echando una red al lago, pues eran pescadores. Les dijo: “Veníos conmigo y os haré pescadores de hombres”. De inmediato dejando las redes le siguieron. Un trecho más adelante vio a otros dos hermanos - Santiago de Zebedeo y Juan, su hermano - en la barca con su padre Zebedeo, arreglando las redes. Los llamó, y ellos inmediatamente, dejando la barca y a su padre, le siguieron.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Simón Pedro, y Andrés, oyeron la voz de Jesús mientras pasaban por ahí; Jaime y Juan mientras trabajaban; prestaron atención y respondieron. Jesús les habla no en su tiempo de descanso; los encuentra en sus trabajos. ¿Qué significa para mí, trabajar de una manera que me mantenga conectado con el mensaje que para mí es mi salvación?
  • En sus tareas diarias, los Apóstoles vieron metáforas de cómo serían ellos como discípulos de Jesús. ¿Hay días en que Dios me habla a través de mis quehaceres ordinarios? ¿Cómo puede Dios dirigirse a mí en el lenguaje de mi vida diaria?

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses