Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-01

La Presencia de Dios

"Me detengo frente a tu puerta y llamo", dice el Señor. Que privilegio más maravilloso es el que el Señor de la Creación desee venir a visitarme.

Doy la bienvenida a su Presencia.

La Libertad

Señor, que nunca yo reciba el regalo de mi libertad como algo merecido. Me diste la gran bendición de la libertad de espíritu. Llena mi espíritu con Tu Paz y Tu Amor.

La Conciencia

El saber que Dios me ama sin condiciones,
me permite ser honesto/a conmigo mismo/a.
Cómo ha sido mi último día? Cómo me siento ahora?
Comparto mis sentimientos abiertamente con el Señor.

La Palabra de Dios

Lucas 2, 16-21

En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo a Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que les habían dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que habían visto y oído; todo como les habían dicho. Al cumplirse los ocho días, tocaba circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Este es el octavo día después de Navidad, dedicado como una solemnidad a María, la Santa Madre de Dios. El evangelio nos invita a unirnos a los pastores mientras visitan al recién nacido en Belén, y a compartir su maravilla y alegría. ¿Nos han acercado a Jesús y a su madre, nuestras celebraciones de la época navideña? ¿O nos ha resultado difícil encontrar oasis de tiempo tranquilo, para entrar en profundidad en el misterio de todo esto?
  • No podemos sino advertir que también éste es el día de Año Nuevo. ¿Cómo nos sentimos al entrar en una nueva fase de nuestro camino a lo largo de la vida? ¿Estamos expectantes y esperanzados/as, o estamos apáticos o abatidos? Cualquiera sea nuestro sentir, sería bueno compartirlo con Dios y pedir su bendición para los días y meses que tenemos por delante.

Conversación

Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses