Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-03

La Presencia de Dios

Hago una pausa, por un momento
y reflexiono sobre la Presencia vivificadora de Dios
en todo mi cuerpo, en todo mi alrededor,
en la totalidad de mi vida.

La Libertad

Pido la gracia de creer en lo que podria llegar a ser y hacer, si solo le permitiera a Dios continuar su obra en mí­.
Dejar que Él, quien me creó y me ama, continúe creándome, guiándome y dándome forma.

La Conciencia

En la seguridad que Dios me ama incondicionalmente,
recuerdo honestamente lo hecho en el día anterior, lo sucedido y mis sentimientos.
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias...
Hay algo que lamento? Pido perdón...

La Palabra de Dios

Juan 1:29-34

Al día siguiente Juan vio acercarse a Jesús y dijo: “Ahí está el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. De él yo dije: Detrás de mí viene un varón que es más importante que yo, porque existía antes que yo. Aunque yo no lo conocía, vine a bautizar con agua para que se manifestase a Israel”. Juan dio este testimonio: “Contemplé al Espíritu, que bajaba del cielo como una paloma y se posaba sobre él. Yo no lo conocía; pero el que me envió a bautizar me había dicho: “Aquél sobre el que veas bajar y posarse el Espíritu es el que ha de bautizar con Espíritu Santo”. Yo lo he visto y atestiguo que él es el Hijo de Dios”.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • ¡Un dramático momento en la ribera del río Jordán! Juan declara que Jesús es el Cordero de Dios, inocente y vulnerable. Él tenía el presentimiento de que Jesús llegaría a ser el Cordero Pascual del sacrificio, “como el cordero que es llevado al matadero” (Isaías 53:7)
  • Sin embargo, Juan debe haber mirado a Jesús con sorpresa y mucho respeto. ¿Quién podía anticipar que este vigoroso joven carpintero de pueblo, amistoso y modesto, era el Hijo de Dios?
  • Juan cumplió su rol de preparar el camino al Señor. Jesús diría de él: “Entre aquellos nacidos de mujer, nadie es más grande que Juan” (Lucas 7:28) La propia misión de Jesús comienza ahora.

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses