Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-03

La Presencia de Dios

Ruego por recibir la Gracia de poder encontrar las palabras y la fortaleza interior para alcanzar y llegar a la Presencia de Dios; para formar mis labios y mi corazón, y así encontrar a Dios en una plegaria que sólo mi corazon puede pronunciar, y en un canto que sólo mi alma puede entonar.

La Libertad

Pido la gracia de creer en lo que podria llegar a ser y hacer, si solo le permitiera a Dios continuar su obra en mí­.
Dejar que Él, quien me creó y me ama, continúe creándome, guiándome y dándome forma.

La Conciencia

Cómo me encuentro hoy?
Cómo estoy con Dios?
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias ...
Hay algo que lamento? Pido perdón ...

La Palabra de Dios

Juan 1:29-34

Al día siguiente Juan vio acercarse a Jesús y dijo: “Ahí está el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. De él yo dije: Detrás de mí viene un varón que es más importante que yo, porque existía antes que yo. Aunque yo no lo conocía, vine a bautizar con agua para que se manifestase a Israel”. Juan dio este testimonio: “Contemplé al Espíritu, que bajaba del cielo como una paloma y se posaba sobre él. Yo no lo conocía; pero el que me envió a bautizar me había dicho: “Aquél sobre el que veas bajar y posarse el Espíritu es el que ha de bautizar con Espíritu Santo”. Yo lo he visto y atestiguo que él es el Hijo de Dios”.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Frecuentemente, los artistas representan a Juan el Bautista con un brazo extendido que muestra a Jesús. La imagen nos recuerda con exactitud la parte de Juan en la historia del Evangelio. También nos ilustra su propia comprensión de sí mismo. Juan es capaz de identificar quién es Jesús, pero solo Jesús “quita los pecados del mundo” y “bautiza con el Espíritu Santo”. Es Jesús el que es el “Hijo de Dios”.
  • En los tiempos bíblicos, el nombre de una persona tenía una misteriosa identidad con el que lo llevaba. Esta tradición llega hasta ahora en la fiesta de hoy, en que honramos “el Santo Nombre de Jesús”. En el Nuevo Testamento se invoca el nombre de Jesús de diversas maneras, tal vez la más notoria en el himno de Pablo: ” Por eso Dios le dio el más alto honor, y el más excelente de todos los nombres, para que, ante ese nombre concedido a Jesús, doblen todos las rodillas en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra, y todos reconozcan que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios, su Padre”.(Fil. 2:9-11)

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses