Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-05

La Presencia de Dios

Dejo de apresurarme por unos momentos
Y trato de percibir a Dios, que está presente.
Para mí. Aquí y ahora.
Está Presente en lo que yo hago,
en las personas con que me encuentro,
en las situaciones de mi vida diaria.
¿Qué puedo hacer para ver esta realidad?

 

La Libertad

Necesito dejar fuera el ruido,
necesito alzarme sobre el ruido:
el ruido que interrumpe, que separa, que aísla.
Necesito escuchar nuevamente a Dios...

La Conciencia

Señor, ayúdame a ser plenamente consciente de tu Santa Presencia. Me envuelves en tu Amor. Que mi corazón pueda convertirse en uno con el Tuyo.

La Palabra de Dios

Juan 1: 43-51

Al día siguiente, Jesús resolvió partir hacia Galilea. Se encontró con Felipe y le dijo: "Sígueme". Felipe era de Betsaida, el pueblo de Andrés y de Pedro. Felipe se encontró con Natanael y le dijo: "Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la Ley y también los profetas. Es Jesús, el hijo de José de Nazaret". Natanael le replicó: "¿Puede salir algo bueno de Nazaret?" Felipe le contestó: "Ven y verás". Cuando Jesús vio venir a Natanael, dijo de él: "Ahí viene un verdadero israelita: éste no sabría engañar". Natanael le preguntó: "¿Cómo me conoces?" Jesús le respondió: "Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas bajo la higuera, yo te vi". Natanael exclamó: "Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel". Jesús le dijo: "Tú crees porque te dije que te vi bajo la higuera. Pero verás cosas aun mayores que éstas. En verdad les digo que ustedes verán los cielos abiertos y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre". 

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En esta lectura Jesús llama a dos nuevos discípulos. El primer llamado es la simplicidad misma: Él encontró a Felipe y le dijo: “Sígueme”. El segundo es más complicado y tuvo que ser mediado por Felipe, que “encontró” a Natanael (adviértase el uso de la misma palabra que cuando Jesús “encontró” a Felipe.) Al principio Natanael es escéptico, pero se deja conducir ante Jesús. Después sigue una conversación que es usada por el evangelista para subrayar quién es Jesús. Natanael dice ¡”Tú eres el Hijo de Dios!, ¡Tú eres el Rey de Israel”! y esa es una temprana profesión de fe.
  • El Señor se comunica con nosotros de muchas maneras. A veces puede parecer directo o sin ambigüedad, otras veces más indirecto, como cuando el llamado es intermediado por otra persona. ¿Puedes nombrar hombres y mujeres en tu vida que te condujeron a Jesús? (como Felipe llevó a Natanael), o quién te hizo consciente de lo que Jesús te estaba pidiendo? ¿Has sido agradecido con esos mediadores?

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses