Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-08

La Presencia de Dios

"Mantente quieta(o) y sabrás que Yo soy Dios". Señor, Tus Palabras me guían a la tranquilidad y la grandeza de Tu Presencia.

La Libertad

Muchos países sufren hoy las agonías de conflictos y guerras. Inclino mi cabeza y agradezco mi libertad. Ruego a Dios por todos los prisioneros y cautivos.

La Conciencia

En este momento, Señor, vuelvo mis pensamientos hacia Tí. Dejaré de lado mis labores y preocupaciones. Descansaré y refrescaré mi corazón en tu Presencia, Señor.

La Palabra de Dios

Marcos 1:14-20

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se dirigió a Galilea a proclamar la Buena Noticia de Dios. Decía: “Se ha cumplido el plazo y está cerca el reinado de Dios.  Arrepentíos y creed en la Buena Noticia”. Caminando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes al lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: “Veníos conmigo y os haré pescadores de hombres”. Al punto, dejando las redes, le siguieron. Un trecho más adelante vio a Santiago de Zebedeo y a su hermano Juan, que arreglaban las redes en la barca. Inmediatamente los llamó. Y ellos dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron con Él.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Por causa de su arresto, Juan el Bautista ya no ejerce su ministerio activo. Su deseo de que Jesús, en vez de él, sea el actor principal, se ha cumplido ahora (a pesar de las circunstancias imprevistas y desafortunadas). Advierte cómo Jesús está consciente de la continuidad entre él y Juan. Su predicación comienza justo donde la dejó Juan: “El Reino de los cielos está cerca: arrepiéntanse y crean en las Buenas Nuevas”.
  • Un cristiano es una persona que tiene una relación personal con Jesús. La invitación a Pedro, Andrés, Santiago y Juan es una invitación a tener esa relación. “Síganme”: estén conmigo, conózcanme, disfruten de mi amistad. Pero también, compartan mi misión. “Los haré pescadores de hombres”: enseñarán y predicarán, sanarán y servirán, como yo lo hago. ¡Qué responsabilidad! Pero, también, ¡qué privilegio!

Conversación

Que sucede en mí, mientras rezo?
Siento consuelo, preocupación, indiferencia?
Imagino a Jesús mismo sentado o de pie, a mi lado,
y comparto estos sentimientos con Él.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses