Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-13

La Presencia de Dios

Mientras estoy aquí, en esta silla, el latido de mi corazón, el flujo de mi respiración, los pensamientos de mi mente, son todos signos de la continua creación de Dios en mí.
Hago una pausa, y tomo conciencia de esta Presencia en mi interior.

La Libertad

Necesito dejar fuera el ruido,
necesito alzarme sobre el ruido:
el ruido que interrumpe, que separa, que aísla.
Necesito escuchar nuevamente a Dios...

La Conciencia

Cómo me encuentro hoy?
Cómo estoy con Dios?
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias ...
Hay algo que lamento? Pido perdón ...

La Palabra de Dios

Marcos 2:13-17

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a la orilla del lago; la gente acudía a él y les enseñaba. Al pasar vio a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme". Se levantó y lo siguió. Estando Jesús a la mesa en su casa, de entre los muchos que lo seguían, un grupo de recaudadores y otra gente de mala fama se sentaron con Jesús y sus discípulos. Algunos letrados fariseos, al ver que comía con recaudadores y otra gente de mala fama, les dijeron a los discípulos: "De modo que come con recaudadores y pecadores!"
Jesús lo oyó y les dijo: "No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar justos, sino pecadores".

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús llamó a Mateo en forma abrupta (justo en el medio de su trabajo), y Mateo respondió con prontitud. Tanto se emocionó, que organizó una cena para Jesús y sus discípulos en su casa, y también invitó a sus propios amigos. Hasta ahí, todo bien. El problema es que Mateo es un recolector de impuestos y peajes, y sus amigos eran compañeros de su trabajo y otros eran “pecadores”. Toda esa gente era despreciada y marginalizada dentro de la sociedad judía, tanto por razones religiosas como sociales. ¿Qué está haciendo Jesús en su compañía? Los escribas desaprobaban fuertemente lo que estaban viendo, y expresaron su desaprobación a los discípulos de Jesús. Toda la historia lleva a la impresionante declaración con la cual termina el Evangelio de hoy. Jesús ha venido “no a llamar a los virtuosos, sino a los pecadores”. Lejos de ser una situación que había que evitar, la compañía de “pecadores” es precisamente lo que Jesús buscaba. Ellos eran los más necesitados de sanación. Esta enseñanza se aplica hoy a nuestras iglesias, parroquias, lugares de trabajo y hogares. ¿Cuán inclusiva es nuestra actitud hacia los otros? ¿Nos habríamos sentido cómodos en la cena de Leví?

Conversación

Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses