Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-01-16

La Presencia de Dios

Por unos momentos, pienso en la velada Presencia de Dios en todo:
en los elementos, dándoles existencia;
en las plantas, dándoles vida; en los animales, dándoles sentidos; y finalmente, en mí, dándome todo eso y más,
transformándome en un templo, un hogar para el Espíritu Santo.

La Libertad

Necesito dejar fuera el ruido,
necesito alzarme sobre el ruido:
el ruido que interrumpe, que separa, que aísla.
Necesito escuchar nuevamente a Dios...

La Conciencia

Señor, ayúdame a ser plenamente consciente de tu Santa Presencia. Me envuelves en tu Amor. Que mi corazón pueda convertirse en uno con el Tuyo.

La Palabra de Dios

Marcos 2:23-28

Un sábado mientras atravesaba unos campos de trigo, sus discípulos se pusieron a arrancar espigas. Los fariseos le dijeron: “Mira lo que hacen en sábado: ¡Algo prohibido!” Les respondió: “¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros pasaban necesidad y estaban hambrientos? Entró en la casa de Dios, siendo sumo sacerdote Abiatar, y comió los panes consagrados, que sólo pueden comer los sacerdotes, y los compartió con sus compañeros”. Y añadió: “El sábado se hizo para el hombre, no el hombre para el sábado. De manera que el Hijo del Hombre es Señor también del sábado”.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • La observancia del Sábado estaba relacionado con la creación “En el último día Dios terminó el trabajo que había hecho y en el séptimo día descansó”. Por tanto Dios bendijo el séptimo día y lo santificó (Génesis 2: 2-3). También está relacionado con el éxodo, recuerden que ustedes eran esclavos en la tierra de Egipto, y el Señor vuestro Dios, los sacó de ahí con su mano poderosa y su brazo extendido” por tanto el Señor vuestro Dios les ordenó respetar el día Sábado” (Deuteronomio 5:15). El Sábado es un signo del pacto de Dios con su gente.
  • Como todos los observantes judíos, Jesús respetaba el Sábado, y quería que sus discípulos también lo hicieran. Las controversias varias en la cuales Él se vio envuelto decían relación con la mejor manera de mostrar este honor, que lo que en la práctica significaba “respetar el Sábado”. El Domingo cristiano es el Sábado judío; es cuando conmemoramos la resurrección de Cristo. Según su opinión, ¿cuál es la mejor manera de honrarlo?

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses