Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-02-08

La Presencia de Dios

Señor, ayúdame a estar totalmente viva/o
En Tu Santa Presencia
Envuélveme en tu Amor
Que mi corazón sea uno con el tuyo.

La Libertad

Amado Señor, instala en mi corazón
El deseo de conocerte y amarte más.
Que yo pueda responder
a que se haga Tu Voluntad en mi vida.

 

La Conciencia

En la Presencia y Amor de Dios, recuerdo paso a paso el día que termina, comenzando por este instante y mirando hacia atrás, momento a momento.
Recojo y guardo todo lo bueno y luminoso, con mi gratitud.
Pongo atención a las sombras y lo que ellas me dicen,
y busco la sanación, la valentía y el perdón.

La Palabra de Dios

Marcos 7: 24-30

En aquel tiempo, Jesús fue a la región de Tiro. Se alojó en una casa, procurando pasar desapercibido, pero no lo consiguió; una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró en seguida, fue a buscarlo y se le echó a los pies. La mujer era griega, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija. Él le dijo: "Deja que coman primero los hijos. No está bien echarles a los perros el pan de los hijos." Pero ella replicó: "Tienes razón, Señor; pero también los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños." Él le contestó: "Anda, vete, que, por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija." Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Cuando el esperado Mesías o Salvador llegó del cielo, algunas personas pensaron que venía a juzgar y a corregir. Pero Jesús dijo que había venido a sanar nuestras relaciones – con Dios, nuestro Padre Celestial, y con los demás- que estaban rotas. Para nosotros/as, el énfasis iba a estar en la interacción, como la del niño con su amado padre.
  • Esta mujer sin sangre judía, nos puede enseñar algo sobre la oración porque ella, en su espontánea interacción con Jesús, toma la actitud de un niño confiado. Ella incluso dialoga con Él y es persistente, de la misma manera que Él nos había instruido hacerlo, cuando, en sus enseñanzas sobre cómo orar, nos había dicho que fuésemos insistentes. “Así que yo les digo : Pidan y Dios les dará, busquen y encontrarán, llamen a la puerta y se les abrirá” (Lucas 11:9)
  • La profundidad de la fe de esta mujer es un ejemplo para nosotros. Ella no le había presentado su hija a Jesús, pero a sus ojos la posibilidad de una sanación a larga distancia no presentaba dificultades. Jesús a veces decía que había encontrado una fe más profunda entre los extranjeros que entre su propia gente.

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses