Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-02-09

La Presencia de Dios

El mundo está lleno de la grandeza de Dios (Gerard Manley Hopkins)
Me detengo por un momento en su Presencia
a mi alrededor, en todo mi cuerpo, y en lo más profundo de mi ser.

La Libertad

"En estos dias, Dios me enseñó como un maestro de escuela a su pupilo" (San Ignacio).
Me recuerdo que hay mucho que Dios desea aun enseñarme, y pido la gracia de escucharlo y de aprender.

La Conciencia

Ayúdame, Señor, a estar más consciente de Tu Presencia.
Enséñame a reconocerla en los demás.
Llena mi corazón de gratitud por las veces que tu Amor se me ha mostrado a través del cariño de mis acompañantes.

La Palabra de Dios

Marcos 7:31-37

En aquel tiempo, dejando Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: "Effetá", esto es: "Ábrete". Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: "Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos."

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Este es otro episodio del cuidado de Jesús por aquellos que sufren de enfermedades y discapacidades de diverso tipo. El hecho de que alguien se interese por ellos y, especialmente, que sea capaz de sanarlos, era en verdad un regalo de Dios. A pesar del hecho de que un gran número de personas que necesitan cuidado y ayuda son descuidadas en el mundo hoy, hay todavía un gran número de personas que se dedican a los pobres y a los enfermos. Ése es un regalo de Dios, tanto para ellos, como para quienes ayudan.
  • ¿Hay en tu propia vida posibilidades de hacer buenas obras para personas que conoces? Todos tenemos un papel en el cuidado hacia los demás.

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses