Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-02-13

La Presencia de Dios

Me recuerdo que, mientras estoy aquí, frente a mi computador, Dios me contempla con amor y espera mi presencia.
Hago una pausa y reflexiono sobre esto ...

La Libertad

Un tronco de árbol, grueso y sin forma, nunca creerí­a que podri­a ser una estatua, admirada como un milagro de escultura, y no se dejaría trabajar por el cincel de la escultora, que visualiza, a traves de su arte, la forma que puede crear en él (San Ignacio).
Pido la gracia de dejarme formar por el amor de mi Creador.

La Conciencia

El saber que Dios me ama sin condiciones,
me permite ser honesto/a conmigo mismo/a.
Cómo ha sido mi último día? Cómo me siento ahora?
Comparto mis sentimientos abiertamente con el Señor.

La Palabra de Dios

Marcos 8:14-21

Los discípulos se habían olvidado de llevar pan y no tenían en la barca más que uno. Él les instruía, diciendo: "Atención! Absteneos de la levadura de los fariseos y de la de Herodes". Discutían entre ellos porque no tenían pan. Cayendo en la cuenta, Jesús les dijo: "¿Por qué discutís que no tenéis pan? ¿Todavía no entendéis ni comprendéis? ¿Tenéis acaso la mente embotada? Tenéis ojos, ¿y no veis?; tenéis oídos, ¿y no oís?, ¿No os acordáis? Cuando repartí los cinco panes entre los cinco mil, ¿cuántos cestos llenos de sobras recogieron"? Le contestaron: "Doce". "Y cuando repartí los siete panes entre cuatro mil, ¿cuántas cestas de sobras recogieron"? Respondieron: "Siete". Entonces les dijo: "¿Todavía no comprendéis?"

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús se enoja con la incapacidad de los discípulos para entender quién es Él realmente. Ellos no pueden comprender lo que Él es capaz de hacer por ellos. Les dispara diez preguntas punzantes, pero podemos imaginarlos preguntándole al final, “¿Qué es lo que todavía no comprendemos?” No pueden romper su visión completamente humana de Jesús. Incluso después de 2000 años de Cristianismo, ¿puedo yo?
  • Señor, echa abajo los muros que aprietan mi pequeño corazón: permíteme creer que eres el Hijo de Dios y que en compañía tuya yo verdaderamente vivo. ¡Ayúdame a ver que tú mismo eres el “pan” que necesito para estar vivo! Ayúdame a poner toda mi esperanza en Tí.

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses