Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-02-15

La Presencia de Dios

Dios está conmigo ... pero es más:
Dios está dentro de mí, regalándome mi existencia.
Deseo quedarme unos momentos
en su Presencia, que me da la Vida,
en mi cuerpo, en mi mente,
en mi corazón, y en la totalidad de mi ser.

La Libertad

Señor, me creaste para vivir en libertad.
Que Tu Espíritu Santo me guíe para seguirte libremente.
Instala en mi corazón el deseo
de conocerte y amarte cada día más.

La Conciencia

El saber que Dios me ama sin condiciones,
me permite ser honesto/a conmigo mismo/a.
Cómo ha sido mi último día? Cómo me siento ahora?
Comparto mis sentimientos abiertamente con el Señor.

La Palabra de Dios

Lucas 9, 22-25

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, ser rechazado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día." Y, dirigiéndose a todos, dijo: "El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se perjudica a sí mismo?"

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Sabemos por los Evangelios, que los discípulos de Jesús se habrían visto tentados, influidos por las expectativas de sus amigos judíos, a aceptar la posibilidad de que su maestro inaugurara un nuevo poder político nacional. Y, en otro Evangelio, Pedro es denunciado abiertamente por Jesús por tratar de apartarlo del camino, totalmente inesperado, de sufrimiento que ahí se anunciaba (haciendo referencia a las personas condenadas, que a menudo se veían forzadas a cargar con sus propias vigas para la ejecución). Por eso, tendemos a catalogar en nuestras mentes el pasaje de hoy como simplemente una profecía del sufrimiento.
  • Pero el pasaje también puede ser tomado como una igualmente inesperada profecía de gloria: “ser resucitado” iba mucho más lejos que los locos sueños de gloria terrenal. Las posibilidades se veían por todos lados: Jesús devela un proyecto que induce a sus seguidores a entrar en un plano totalmente nuevo. Cualquier seguidor que entre en su Reino resucitado habrá ganado un premio mucho más precioso que el mundo y todos sus reinos.

Conversación

Que sucede en mí, mientras rezo?
Siento consuelo, preocupación, indiferencia?
Imagino a Jesús mismo sentado o de pie, a mi lado,
y comparto estos sentimientos con Él.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

Más sobre Espacio Sagrado

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses