Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-02-16

La Presencia de Dios

Dios está conmigo, pero es más: Dios está dentro de mí.
Hago una pausa y siento su Presencia, que me da la Vida, en mi cuerpo, en mi mente, en mi corazón,
en este momento ... ahora ...

La Libertad

Señor, que nunca yo reciba el regalo de mi libertad como algo merecido. Me diste la gran bendición de la libertad de espíritu. Llena mi espíritu con Tu Paz y Tu Amor.

La Conciencia

En este momento, Señor, vuelvo mis pensamientos hacia Tí. Dejaré de lado mis labores y preocupaciones. Descansaré y refrescaré mi corazón en tu Presencia, Señor.

La Palabra de Dios

Mateo 9, 14-15

En aquel tiempo, se acercaron los discípulos de Juan a Jesús, preguntándole: "¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?" Jesús les dijo: "¿Es que pueden guardar luto los invitados a la boda, mientras el novio está con ellos? Llegará un día en que se lleven al novio, y entonces ayunarán."

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En muchas de las interacciones del Evangelio con Jesús, la gente recibe dos mensajes claros: Debemos estar igualmente abiertos para ambos. Aquí, Jesús advierte que el auto control y el sufrimiento (ayuno) serán, en efecto, parte del llamado para todos/as.
  • Pero hoy, de nuevo, una respuesta reflexiva nos puede impedir darle un valor total al segundo mensaje que aparece: Jesús anuncia la estrecha relación en la que ha entrado con la raza humana, al volverse uno de nosotros/as, un matrimonio entre el cielo y la tierra: la adopción de todos en el reino celestial.
  • Los espectadores de la escena no sospechaban este horizonte más amplio. Pero la tierra se ha movido bajo sus pies: el nuevo reino arribado a la tierra significa, a pesar de que las dos realidades comprometidas entren en conflicto, que las cosas nunca volverán a ser iguales.

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses