Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-03-09

La Presencia de Dios

Hago una pausa y reflexiono sobre la presencia vivificadora de Dios en todo mi cuerpo, en todo mi entorno, en la totalidad de mi vida.

La Libertad

Es tan fácil caer en las trampas
que nos coloca la riqueza en nuestras vidas.
Concédeme, Señor, que pueda librarme
de la avaricia y del egoísmo.
Recuérdame que las mejores cosas de la vida son gratuitas:
El amor, la risa, el cariño y el compartir.

La Conciencia

Cómo me siento en realidad? Bien? No tan bien?
Puedo estar muy en paz, feliz de estar aquí...
También puedo sentir frustración, preocupación o enojo...
Asumo cómo estoy en realidad. Es el yo real el que Dios ama...

La Palabra de Dios

Marcos 12:28-34

Un letrado que escuchó la discusión y al ver lo acertado de la respuesta, se acercó y le preguntó: ¿"Cuál es el precepto más importante"? Jesús respondió: "El más importante es: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es uno solo. Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás al prójimo como a ti mismo. No hay precepto mayor que éstos". El letrado le respondió: "Muy bien, maestro; es verdad lo que dices: el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él. Que amarlo con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, vale más que todos los holocaustos y sacrificios".  Al ver Jesús que había respondido acertadamente, le dijo: "No estás lejos del reino de Dios". Y nadie se atrevió a dirigirle más preguntas.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • El primer mandamiento es amar a Dios con todo lo que tenemos, y no sólo con nuestros corazones, sino con todos nuestros miembros. Necesitamos estar abrazando al Altísimo en todo lo que hacemos. Somos llamados a darle un amor total, en un espíritu de adoración.
  • Hay dos mandamientos, incluso si se encuentran unidos. Tenemos que amar al prójimo (a toda la humanidad) como si fuera parte de nosotros mismos. Especialmente, sus sufrimientos deben afectarnos. Nuestro amor no debe ser para aquellos que nos gustan, sino también para quienes no nos gustan, o pueden ser hostiles hacia nosotros.
  • La cosa más importante en la vida es tener un corazón amante, lo que es muy demandante.

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses