Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-04-17

La Presencia de Dios

El mundo está lleno de la grandeza de Dios (Gerard Manley Hopkins)
Me detengo por un momento en su Presencia
a mi alrededor, en todo mi cuerpo, y en lo más profundo de mi ser.

La Libertad

Señor, que nunca yo reciba el regalo de mi libertad como algo merecido. Me diste la gran bendición de la libertad de espíritu. Llena mi espíritu con Tu Paz y Tu Amor.

La Conciencia

Ayúdame, Señor, a estar más consciente de Tu Presencia.
Enséñame a reconocerla en los demás.
Llena mi corazón de gratitud por las veces que tu Amor se me ha mostrado a través del cariño de mis acompañantes.

La Palabra de Dios

Juan 6:30-35

Le dijeron a Jesús: "¿Qué puedes hacer? ¿Qué señal milagrosa haces tú, para que la veamos y creamos en ti? ¿Cuál es tu obra? Nuestros antepasados comieron el maná en el desierto, según dice la Escritura: Se les dio a comer pan del cielo". Jesús contestó: "En verdad les digo: No fue Moisés quien les dio el pan del cielo. Es mi Padre el que les da el verdadero pan del cielo. El pan que Dios da es Aquel que baja del cielo y que da vida al mundo". Ellos dijeron: "Señor, danos siempre de ese pan". Jesús les dijo: "Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca tendrá hambre y el que cree en mí nunca tendrá sed".

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En el Evangelio de hoy, la multitud que había presenciado la multiplicación de los panes y pescados, pide una señal como si la multiplicación no fuera suficiente. Jesús pone a su Padre por encima de Moisés y, en consecuencia, a su Palabra (enseñanza) sobre las de Moisés. La multitud interpreta toda la discusión en términos materiales y por lo tanto malinterpreta lo que Él dice.
  • La gente estaba segura sobre lo que quería, tenía claridad sobre la forma en que Dios había actuado en el pasado; tenían un modelo y querían ver si Jesús calzaba en él. Algunas veces nos acercamos a Jesús de la misma manera, pidiendo lo que necesitamos y esperando una respuesta específica. Jesús quiere que abramos nuestro corazón para recibir lo que Dios nos ofrece. Necesitamos abrir nuestros ojos para reconocerlo.

Conversación

Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses