Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-05-18

La Presencia de Dios

Dejo de apresurarme por unos momentos
Y trato de percibir a Dios, que está presente.
Para mí. Aquí y ahora.
Está Presente en lo que yo hago,
en las personas con que me encuentro,
en las situaciones de mi vida diaria.
¿Qué puedo hacer para ver esta realidad?

 

La Libertad

Todo posee el potencial para entregarme una vida y un amor más pleno.
Pero mis deseos son a menudo atrapados y amarrados por ilusiones de plenitud.
Ruego que Dios, a través de mi libertad, pueda orquestar mis deseos en una melodía vibrante, rica en armonía, y llena de amor.

La Conciencia

Existo en una red de relaciones con mi entorno, con la naturaleza, con mis hermanos, con Dios...
Algunos tejidos de la red están rotos, otros torcidos...
Pido la gracia de la aceptación ... y del perdón ...

La Palabra de Dios

Juan 21:15-19

Cuando terminaron de comer, dice Jesús a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres más que éstos?" Le responde: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dice: "Apacienta mis corderos". Le pregunta por segunda vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?" Le responde: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dice: "Apacienta mis ovejas". Por tercera vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?" Pedro se entristeció de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le dijo: "Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero". Jesús le dice: "Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro, cuando eras mozo, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras". Lo decía indicando con qué muerte había de glorificar a Dios. Después de hablar así, añadió: "Sígueme".

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • “¿Me amas? A Pedro se le hace esta pregunta; a mí también se me hace esta pregunta. ¿Veo en mí el bien que Jesús ve?
  • Mientras Pedro se para delante de Jesús, es razonable presumir que está muy consciente de su fracaso para acompañar y estar con su amado maestro durante la Pasión. Y Jesús se focaliza en su capacidad para amar, no en su fracaso. No lo reprende por sus traiciones. Pedro es reincorporado porque ama, y se le da una gran responsabilidad de cuidar a la primera comunidad cristiana.
  • ¿Es éste un tema para mí, mirando mis fracasos y desinterés o incapacidad para aceptar que el Señor me ama como soy?

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses