Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-06-11

La Presencia de Dios

Señor, ayúdame a estar totalmente viva/o
En Tu Santa Presencia
Envuélveme en tu Amor
Que mi corazón sea uno con el tuyo.

La Libertad

Pediré la gracia de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
estar atenta/o a lo que Dios me pide,
y dejarme formar por el amor de mi Creador.

La Conciencia

Qué maravilloso es ser capaz
de llegar a Tu Presencia, Señor.
No importa la hora.
No importa dónde estoy.
Sólo necesito pronunciar Tu Nombre

 

La Palabra de Dios

Mateo 5:1-12

Al ver a la multitud, subió al monte. Se sentó y se le acercaron los discípulos. Tomó la palabra y los instruyó en estos términos:

“Dichosos los pobres de corazón, porque el reinado de Dios les pertenece.

Dichosos los afligidos, porque serán consolados

Dichosos los desposeídos, porque heredarán la tierra.

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

Dichosos los misericordiosos, porque serán tratados con misericordia.

Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios.

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se llamarán hijos de Dios.

Dichosos los perseguidos por causa del bien, porque el reinado de Dios les pertenece.

Dichosos vosotros cuando os injurien, os persigan y os calumnien de todo por mi causa.

Estad alegres y contentos pues vuestra paga en el cielo es abundante.

De igual modo persiguieron a los profetas que os precedieron”.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En el día que celebramos a los santos, y a nuestro llamado a la santidad, la liturgia nos presenta las Bienaventuranzas. En su reciente documento sobre la santidad, el Papa califica a las Bienaventuranzas como “el documento de identidad del cristiano”. El Papa añade que vivir de acuerdo a las Bienaventuranzas da respuesta a la pregunta:” ¿Qué debo hacer para ser un buen cristiano/a?”
  • Sin embargo, a veces las Bienaventuranzas parecen ser aplastantes, porque contienen mucho en tan poco espacio. Por eso, le pregunto a Jesús a cuál Bienaventuranza me llama hoy. Yo permanezco en ella en su presencia, pidiéndole la gracia de vivirla más plenamente, para ver dónde radica su bendición. Trato de guardar en mi mente y corazón esa determinada Bienaventuranza a lo largo de mi día.

Conversación

Jesús, siempre acogiste a los pequeños niños en tu camino por el mundo.
Enséñame a tener la confianza de un niño en Tí,
y vivir en la seguridad de que nunca me abandonarás.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses