Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-06-17

La Presencia de Dios

Dios está conmigo ... pero es más:
Dios está dentro de mí, regalándome mi existencia.
Deseo quedarme unos momentos
en su Presencia, que me da la Vida,
en mi cuerpo, en mi mente,
en mi corazón, y en la totalidad de mi ser.

La Libertad

“Soy libre”
Cuando leo estas palabras escritas
Me producen un sentimiento de asombro.
Sí, una maravillosa sensación de libertad.
Gracias, Señor.

 

La Conciencia

¿Dónde encuentro, en mi vida, los espacios para la esperanza, el entusiasmo y el crecimiento? Al mirar hacia atrás en los últimos meses, yo podría ser capaz de ver cuales ocasiones y actividades me aportaron esos frutos. Si las encuentro, me propongo entregarles el tiempo y el espacio que necesiten, de aquí en adelante.

La Palabra de Dios

Marcos 4:26-34

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega."
Dijo también: "¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas." Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús ama imagines del trabajo agrícola y de la naturaleza: cuán simplemente muestran la dinámica de su movimiento de fe. Concede a la imagen un tiempo extra y húndete en ella. Imagina cómo un campesino (no científico) del medio oriente, dos mil años, atrás se asombraba con la maravilla del “crecimiento”.
  • “La tierra produce por sí misma, primero el tallo, luego la cabeza y después el grano completo”.
  • Algo pasaba en la gente, y con la gente, cuando Jesús pasaba cerca.
  • Piensa en la extraordinaria diversidad de gente que despertaba a la nueva integridad y bienestar en Cristo cada día: lo hermoso, lo pleno, lo pequeño, lo grande, lo bueno, lo enfermo, el rico, el pobre, el excluido y el incluido.

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses