Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2019-01-09

La Presencia de Dios

Mientras estoy sentado aquí, los latidos de mi corazon,
el flujo de mi respiración, los movimientos de mi mente,
son todos signos de la constante creación de Dios en mi ser.
Hago una pausa, por un momento, y percibo
su Presencia, en mi interior profundo.

La Libertad

Dios no está ajeno a mi libertad.
Su Espíritu da vida a mis deseos más íntimos,
empujándome suavemente hacia el bien.
Pido la gracia de dejarme envolver por el Espíritu Santo.

La Conciencia

¿Dónde encuentro, en mi vida, los espacios para la esperanza, el entusiasmo y el crecimiento? Al mirar hacia atrás en los últimos meses, yo podría ser capaz de ver cuales ocasiones y actividades me aportaron esos frutos. Si las encuentro, me propongo entregarles el tiempo y el espacio que necesiten, de aquí en adelante.

La Palabra de Dios

Marcos 6:45-52

Inmediatamente Jesús ordenó a sus discípulos a que subieran a la barca y lo fueran a esperar a Betsaida, a la otra orilla, mientras él despachaba a la gente. Jesús despidió, pues, a la gente, y luego se fué al cerro a orar.

Al anochecer, la barca estaba en medio del lago y Jesús se había quedado solo en la tierra. Jesús vió que discípulos estaban agotados de tanto remar, pues el viento les era contrario; antes de que terminara la noche fué hacia ellos caminando sobre el mar, como si quisiera pasar de largo.

Al verlo caminar sobre el mar, creyeron que era un fantasma y su pusieron a gritar, pues todos estaban asustados al verlo así. Pero Jesús les habló: "Animo, no teman, que soy yo." Y subió a la barca con ellos. De inmediato se calmó el viento, con lo cual quedaron muy asombrados. Pues no habían entendido lo que había pasado con los panes; tenían la mente cerrada.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Advierto el contraste entre los discípulos que están lejos en el mar sin Jesús, y Jesús solo en la tierra, habiendo subido el monte para orar. Los discípulos aprenden que no han sido olvidados, que el Señor vela por ellos sin ser visto. Nunca debería tener miedo de algún peligro, sabiendo que Jesús me cuida con amorosa compasión.
  • Me uno a Jesús en oración en la ladera del monte. ¿la adulación de la multitud lo había molestado? Esa silenciosa contemplación, ¿es una comunión con el Padre y el Espíritu? ¿Utiliza palabras? Señor, enséñame a orar.
  • Ellos todavía no entienden quién es Jesús. No captan el significado de los signos que ha dado.

Conversación

Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses