Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2019-02-11

La Presencia de Dios

Por unos momentos, pienso en la velada Presencia de Dios en todo:
en los elementos, dándoles existencia;
en las plantas, dándoles vida; en los animales, dándoles sentidos; y finalmente, en mí, dándome todo eso y más,
transformándome en un templo, un hogar para el Espíritu Santo.

La Libertad

Un tronco de árbol, grueso y sin forma, nunca creerí­a que podri­a ser una estatua, admirada como un milagro de escultura, y no se dejaría trabajar por el cincel de la escultora, que visualiza, a traves de su arte, la forma que puede crear en él (San Ignacio).
Pido la gracia de dejarme formar por el amor de mi Creador.

La Conciencia

Qué maravilloso es ser capaz
de llegar a Tu Presencia, Señor.
No importa la hora.
No importa dónde estoy.
Sólo necesito pronunciar Tu Nombre

 

La Palabra de Dios

Marcos 6:53-56

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos, terminada la travesía, tocaron tierra en Genesaret, y atracaron. Apenas desembarcados, algunos lo reconocieron y lo siguieron por toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaban los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejase tocar al menos el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En esta etapa Jesús había alcanzado una gran popularidad. El autor del Evangelio, había relatado recién el misterioso episodio en que Jesús había dado de comer a cinco mil personas, después que lo habían oído predicar.
  • En efecto, desde el mismo principio de su ministerio, habían relatos sobre las multitudes que se acercaban a Jesús para ser curadas. “El pueblo entero de Cafarnaúm”, se nos dice, “se reunía junto a la puerta” después de haber sido testigo de sus curaciones.(Marcos 1:33)
  • Tal vez el afán de las personas para “tocar aunque fuese la punta de su manto” puede haber sido desatada por la historia de la mujer que había sido sanada por Jesús en el capítulo anterior. Ella sufría de hemorragias desde hacía doce años y “se acercó a Él por detrás, entre la gente, y le tocó su manto”, e inmediatamente fue sanada.(Marcos 5:25-34)
  • En términos bíblicos, la benevolencia del Señor, el Gran Sanador, está aquí a plena vista: abundante, presionada, desbordada.

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses