Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Hoy te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu computador, con las guías en la pantalla y las Escrituras escogidas para cada día.

Comienzo de la Oración »

Algo para pensar y orar en esta semana

Dar la bienvenida en nuestro corazón al mensaje de Jesús

El Papa San Pablo VI, en una frase poco citada, dijo que “las personas de este tiempo escuchan más a testigos que a profesores; y si escuchan a profesores es porque son testigos.” Para expandir estas palabras, uno podría decir que aquellos que desean compartir el Evangelio, deben en cierta forma encarnarlo en sus propis vidas y personalidades. Ellas deben reflejar algo de lo atractivo de Cristo. ¿Qué es lo que atraía a las personas a seguir a Jesús de Nazaret? ¿Era su compasión, su misericordia, su compresión, su bondad, su alegría, su paciencia? Era seguramente todo esto y mucho más. De alguna forma, comunicaba su amor por ellas, y ellas percibían en Él la presencia de la principal fuente de todo amor, aquél a quién nombraba como Abba, Padre. Personas parecidas a Cristo, quienes por una combinación de dones naturales y de gracia, pueden reproducir algo de eso en sus vidas y en sus maneras de relacionarse con los demás, serán sin duda los mejores evangelistas.

Todo esto implica que aquellos que desean compartir el mensaje del Evangelio, deben estar profundamente empapados en ese mensaje. Todos los que desean llevar a Cristo a las vidas de otros, antes deben haberlo recibido de todo corazón en sus vidas. Deben ser personas de santidad personal. Todo esto sugiere una profunda y sostenida vida de oración, un esfuerzo a lo largo de todas sus vidas, de permitir que el mensaje que Jesús vino a decirnos haya empapado hasta los últimos rincones de sus corazones. El Papa Francisco ha escrito sobre lo que esto significa en la práctica, en Guadete al Exsultate, y el hecho que tantas personas encuentran tan atractiva la personalidad del Papa Francisco, sugiere que él es un buen modelo de cómo debe parecer un evangelista, uno que trata de practicar lo que predica.

Aidan Ryan

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses