Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 2:13-15

La Palabra de Dios

Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo." José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta: "Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto."

Mateo 2:13-15

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En esta escena vemos al recién nacido Salvador, íntimamente conectado con los más débiles y vulnerables de su pueblo.
  • Cuando pienso en la crueldad y la miseria de esta escena, ¿cómo me conmueve? ¿pienso primero en mis propios dolores, o en los dolores de los demás?
  • ¿Quiénes son los "inocentes" en nuestro mundo? ¿Cómo se relaciona Cristo con ellos? ¿Cómo pienso yo de ellos?
  • Mateo emplea a menudo los paralelos entre el Antiguo Testamento y el Evangelio. Tal como José, el hijo de Jacob, famoso por su interpretación de los sueños, también los interpreta José, el esposo de María. El faraón trató de ajusticiar a todos los hijos varones de los judíos; sin embargo uno de ellos, Moisés, pudo escapar y llegar a ser el salvador de su pueblo. El tirano Herodes, que no quería tener rivales, ordena la masacre de todos los niños de menos de 2 años que vivían en Belén y sus alrededores. Pero Jesús escapa y Él, a su vez, será el nuevo Salvador de su pueblo. Aunque la historia de la masacre de los niños puede no haber sido tal como ha sido relatada, Herodes ciertamente actúa dentro del carácter que le conocemos. Si el hecho fué verdadero, el número de niños asesinados no debe haber sido mayor que veinte, aproximadamente; sin embargo, "llanto y grandes lamentos" de los padres de esos niños sí existieron.
  • Mi corazón recuerda en este tiempo a todos los que han perdido alguno de sus hijos. El dolor que ellos y ellas han sufrido no puede ser descrito. Los recordaré en mis oraciones.
  • Justo después de las maravillas y los signos de la visita de los Magos, José está listo par partir. Ruego de poder ser capaz de disfrutar de la inspiración donde la encuentre, y además permanecer lista(o) para actuar.
  • José, María y Jesús viven una vida de exiliados. Ruego por todos aquellos que están lejos de sus casas en estos momentos debido a condiciones políticas, y pienso en los exiliados con quienes me encuentre.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses