Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Marcos 1:29-39

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar.
Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: "Todo el mundo te busca." Él les respondió: "Vamos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para esto he salido." Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

Marcos 1:29-39
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Jesús pasó mucho tiempo con los enfermos, y eso lo hizo entregar mucho de sí mismo. Cualquier enfermo llegaba esperando ser sanado, como un moderno Departamento de Accidentes y Emergencias. Curó a muchos, pero no a todos y eso es un poco misterioso. Algunos tenían fe y fueron sanados; otros fueron sanados por la fe de otras personas, y todos fueron tratados con cuidado y amor. Jesús quería curar, y a veces lo hacía. ¿Por qué uno y no el otro? Todavía se desconoce eso. Lo que siempre da es amor: se sentará para siempre como un padre o madre con sus hijos/as para consolarlos. Esa cualidad, el amor sincero, el gran cuidado, era advertido y comentado en todas partes. Ese era el milagro para todos nosotros.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • ¡Una deliciosa escena doméstica! Después del oficio del Sabbat, en la sinagoga donde Jesús había curado al hombre con el espíritu impuro, sus cuatro discípulos, pescadores de la localidad, se dirigieron a la casa de Simón-Pedro para desayunar. Escucho el parloteo excitado de los niños de la casa mientras Jesús levanta a su abuela del lecho de enferma.
    • Esa tarde al final del Sabbat, grandes multitudes de la localidad se juntan alrededor de la casa, trayendo a los que estaban mal para que Jesús los curara.
    • Antes del amanecer, Jesús sintió la necesidad de rezar solo. ¿Sintió que Pedro lo urgía a hacer de Cafarnaúm su centro de operación cuando Él necesitaba proclamar la Buena Nueva en otros pueblos?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En el pequeño espacio de esos versículos del Evangelio, vemos cómo la predicación y el poder sanador de Jesús irradia al exterior, desde la figura de la suegra de Pedro hasta toda la ciudad… “reunida cerca de la puerta; a las ciudades vecinas…y a través de toda Galilea”.
    • Y la cura de los enfermos es conectada, dos veces, con la expulsión de los demonios; de hecho, todo el ministerio de Jesús se resume en la predicación de la palabra de Dios, y en la expulsión de los demonios (que pertenecían al dominio del pecado, la enfermedad y la muerte).
    • Jesús se levanta temprano y encuentra tiempo para ir a orar a un lugar solitario. Cuando se enfrenta con los demonios (“ellos lo conocían”), estaba encontrando los poderes de la oscuridad. Y en la oración, se estaba comunicando con su Padre. Así, este primer capítulo del evangelio de Marcos da la clave para toda la misión de Jesús: el reino de la luz está en un combate mano a mano con el reino del mal.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Es extraño pensar en San Pedro como casado, dándole un hogar a su suegra, y probablemente (según la tradición), padre de sus hijos. Luego de este incidente, el Evangelio no hace ninguna referencia a la señora de Pedro, a sus hijos y a otros parientes; pero esta historia nos entrega una nueva perspectiva sobre la persona del primer líder de la Iglesia.
    • "Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar". Señor, necesitabas recuperar energías en la comunión con tu Padre, sin importar la urgencia de las peticiones de tus seguidores. Dame el mismo gusto por la oración, para recuperar mis fuerzas al volverme hacia Dios.
    • Es inolvidable el momento en que Jesús toca la mano de la suegra de Simón y ella sana de su fiebre - quizás de un tipo de malaria o de influenza. Detrás de ese gesto hay más que una sanación - hay un llamado. Ella se convierte en un ministro de ellos:  la palabra es la palabra del trabajo de un diácono en la Iglesia naciente. Desde el comienzo Jesús hace algo nuevo - incorpora a la mujer en su ministerio, pues para Él no existe la frontera entre los géneros: todos son iguales en dignidad, todos son llamados a servir. ¿Te ha sorprendido la persona que te ha entregado la comunión? ¿Te ha sorprendido que Jesús te haya escogido, con tus debilidades y todo, te haya tomado de la mano y te haya llamado a servir? 
    • Orar temprano en la mañana era parte de la religión judía. Jesús se levanta y va a un lugar apartado para orar, para estar en comunión con su Padre. Sin embargo, no lo dejan solo por mucho rato. Simón Pedro y sus compañeros llegan en su búsqueda. "Todo el mundo te busca", le dicen. La persecución de Jesús probablemente se originaba por la convicción de sus discípulos que Jesús estaba perdiendo grandes oportunidades de hacer más milagros en Cafarnaúm!
    • Me pregunto si paso mucho tiempo esperando que Jesús haga milagros por mí...

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses