Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 5: 43-48

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habéis oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo" y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto."

Mateo 5: 43-48
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • ¿Cómo me toca este pasaje? ¿Me reconozco como hipócrita o Fariseo?
    • ¿Experimento alguna tensión entre este pasaje y el llamado a ser sal, ser luz, para ser testigo de mi fe?
    • ¿Soy capaz de entrar a esa “pieza privada”, para estar con mi Padre Dios? ¿Supone esto que soy capaz de aceptar que soy muy amada/o y querida/o o abriéndome a llegar a serlo?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Mientras me siento con estas líneas, ¿cuál es mi reacción visceral? ¿Es esto algo difícil para mí? ¿Puedo siquiera creer que es posible para mí? ¿Es bueno para mí? Háblale a Jesús de lo que sucede en tu corazón ahora.
    • Él, Jesús, amó hasta el final. Estoy llamada/o a ser como Él. ¿He experimentado alguna vez los efectos de rezar por alguna persona que me haya herido, de desearle el bien, desearle paz y sanación?
    • Y el opuesto también, ¿cómo es estar atrapada/o en la prisión del no perdón? ¿Qué efecto tiene eso en mí y en mis relaciones?
    • ¿Puedo rezar por el regalo del perdón? Tal vez lo mejor que puedo lograr es rezar para llegar a desear ese regalo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Hay momentos, Señor, en que nos consideras capaces de actitudes que pensamos inalcanzables. Aquí me pides que sea perfecta(o): que en mi corazón bendiga incluso aquellos que me odian y me hacen el mal.
    • El amor de Dios puede ser derramado en nuestros corazones a través del Espíritu Santo, enviado por Dios a nosotros. Incluso cuando me siento muy lejos de estar bendita(o), cuando mi avanzada edad me hace sentir que es muy poco lo que ya puedo hacer por los demás, puedo todavía dar mi aprobación y bendición a los que encuentro; eso levantará sus corazones.
    • El mandamiento a "ser perfectos", se traduce mejor como "ser completos". Ser completos es como ser misericordiosos y compasivos, o ser benditos. De lecturas de otros capítulos del Evangelio, sabemos que ésta es una Gracia de Dios. La plenitud en Jesucristo no se alcanza sólo con nuestros esfuerzos: sucede cuando podemos abrirnos a la acción de Jesús en nuestras vidas, y tratamos de modelarlas como la suya. Si podemos mantener este ideal, de ser hombres y mujeres en servicio para los demás, nuestras vidas serán completas.
    • Son difíciles las palabras de amor y tolerancia hacia nuestros enemigos y hacia todos los que nos hieren. En oración podríamos sólo orar por aquellos que nos han tratado mal. En tu imaginación, permite que el sol brille sobre ellos. El perdón puede llegar tarde o temprano. Jesús murió por todos; en nuestro lugar, frente a su muerte, encontramos a todos por los que Él murió. Dios también sabe que nos cuesta mucho traer nuestras heridas a la luz. Él está con nosotros en las heridas y en las enemistades de nuestras vidas.
    • Inspirado por las palabras de Jesús, traigo a mi mente esas personas que he aprendido a desconfiar. Las presento al Señor. Si puedo, le pido a Dios que las bendiga; si no puedo, pido la gracia que necesito para desearles el bien.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses