Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 1:57-66; 80

La Palabra de Dios

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban. A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: "No! Se va a llamar Juan." Le replicaron: "Ninguno de tus parientes se llama así." Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. El pidió una tablilla y escribió: "Juan es su nombre." Todos se quedaron extrañados. Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: "¿Qué va ser este niño?" Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.

Lucas 1:57-66; 80
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Hoy interrumpimos la enseñanza sobre el Reino de Dios en orden a celebrar el cumpleaños de Juan Bautista. Sus padres son modelos de fe y confianza en Dios. Se les había revelado que el niño debía llamarse Juan y así lo hacen, aunque debieron enfrentar las críticas e incomprensiones por parte de los parientes y vecinos.
    • Examino mi propia disposición, o tal vez la falta de ella, para ponerme de pié y ser contado cuando se trata de mi fe Cristiana. Pido ayuda para esto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En el octavo día … Aquí hay una escena a la cual puedo entrar y escuchar, en mi oración. ¿Qué me dice Dios en esta escena?
    • En esta historia Zacarías ha quedado sordo y mudo, así es que el hecho que su mujer y él acordaran el nombre del niño es un signo de Dios. `Juan´ significa: ´Dios es misericordioso´. ¿Cómo ha sido Dios misericordioso conmigo hoy y en el pasado?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El nombre “Juan” en Hebreo significa “El Señor es misericordioso.” Muestra su bondad a Isabel y Zacarías, satisfaciendo su deseo de tener un hijo. Pienso en las maneras que ha sido bondadoso conmigo.
    • La gente que presenció este evento lo “atesoró en sus corazones.” Nosotros tratamos de atesorar todos estos eventos de Navidad en nuestros corazones para profundizar nuestra conciencia del regalo de salvación de Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • ¡Los padres son co-creadores de nueva vida! Si soy padre o madre, recuerda la alegría de un nuevo nacimiento. Si no soy padre ni madre, recuerda eventos en tu vida cuando diste “nueva vida” a alguien a través de tus acciones y da gracias.
    • ¿Tengo algún recuerdo significativo relativo a mi nombre? ¿Sobre el nombre de mis hijos?
    • ¿He tenido alguna vez la experiencia del Señor diciendo “mi nombre” con amor y llamándome? Conéctate con “tus sueños” para tus hijos. Con los sueños de tus padres para ti.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Zacarías se había quedado mudo debido a su resistencia a la acción de Dios de traerle un hijo al mundo: su esposa Isabel había aceptado, a su avanzada edad, la carga y la alegría de esa noticia.
    • Ahora Zacarías ha comprendido lo que Dios está haciendo al traer estos dos niños al mundo: Uno para anunciar al Salvador y el otro para salvar a su gente.
    • El Evangelio de Lucas se precia de remarcar cómo se esparció la noticia en todo el país: es una característica de la experiencia de ser un cristiano.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El nacimiento de un niño esperado tanto tiempo, es la ocasión para celebrarlo con gran alegría. Ha sucedido lo inesperado, y para resaltar este suceso, al niño se le da un nombre nuevo, para mostrar que Dios le tiene una misión muy especial
    • Pero tú también tienes un nombre nuevo, tu nombre bautismal. Dios tiene algo especial para que lo hagas: deberás revelar el amor de Dios dondequiera que te encuentres, por medio de tus dones y talentos. Ruega por la gracia de poder llevar a cabo tu misión, tan lealmente como lo hizo Juan, aunque el costo de llevarla a cabo sea alto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Hoy celebramos el nacimiento de Juan el Bautista, una rara distinción que comparte con Jesús y Nuestra Señora. Como muchas figuras del Antiguo Testamento que jugaron un papel importante en la historia de nuestra salvación, Juan nace de una mujer estéril, de edad avanzada. Nuestra salvación es toda obra de Dios. Nuestro mundo es demasiado autosuficiente para admitir que necesitamos un Salvador, pero la situación presente, con tanta violencia y dolor en las relaciones, puede tal vez llevarnos a pedir a Dios que nos salve. Aunque no nos salva sin nuestra colaboración, es su voluntad que el mundo se salve y tenga un final feliz.
    • "En verdad, la mano de Dios estaba con él”. Ciertamente no tengo una misión tan importante como la de Juan, pero cualquiera sea lo que estoy llamado/a a ser, sé que la mano de Dios está conmigo. Agradezco a Dios por su poderosa Presencia en mi vida y le pido que fortalezca mi fe.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La historia del nacimiento de Juan tiene muchos puntos paralelos con el de Jesús. Ambas evocan emociones de asombro y estupor. Las historias son contadas para iluminar la pregunta: ¿Quién es este niño y cómo calza en el plan de Dios para su gente?
    • Juan anuncia la presencia de la Palabra y lo señala a Él, aparte de otros. Su proclamación contrasta con el silencio de su padre, Zacarías, antes de su nacimiento. Juan hablará valientemente en su forma profética. Él se prepara para su misión en el desierto y llega a ser un puente entre lo antiguo y lo nuevo.
    • Con su imaginación, colóquese usted en esta escena, donde los parientes de Isabel y los vecinos se reúnen para celebrar el nombre del recién nacido. Mira a las personas y observa sus acciones, oye lo que ellos dicen y reflexiona sobre el significado de todo esto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El nacimiento de un hijo de padres ya mayores es largamente esperado y es una ocasión de gran alegría. Aparte de Jesús y María, Juan es la única otra persona cuyo nacimiento celebramos así como el final de su vida. A él se le da un nuevo nombre, porque Dios tiene una misión especial para él. Yo también tengo un nuevo nombre, mi nombre de bautismo. Cuál es mi misión?
    • Sin duda, Isabel había deseado este embarazo y había orado para eso durante muchos años. En cambio, ella tuvo a su hijo cuando Dios lo quiso así.
    • Me imagino que soy pariente de Isabel, y llego a celebrar el nacimiento de Juan. Me pregunto cuál será el futuro de ese niño y en seguida me cuestiono: “¿qué llegaré a ser yo?”

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses