Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 9:35-38

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, anunciando el Evangelio del reino y curando todas las enfermedades y todas las dolencias. Al ver a las gentes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: "La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies."

Mateo 9:35-38
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • En los Evangelios, las enfermedades no se tratan como si fueran solo problemas médicos. De nuevo, la enfermedad (como el pecado y la muerte) se supone que se debe al poder del maligno. Se temía a ese poder demoníaco. Así, Jesús vio que su misión era entrar en combate mano a mano con el enemigo.
    • Incluso quienes quieren ser líderes espirituales de la gente, permitían que su motivación cayera bajo la influencia diabólica, como los fariseos, que atribuían perversamente el milagro de Jesús al diablo.
    • No es raro, entonces, que las personas a veces se sintieran confundidas, llevadas de un lado al otro, acosadas y rechazadas. Jesús tenía claro que tenían tanto buenos como malos guías y pastores. Él tenía un trabajo importante que hacer: la cosecha, e iba a necesitar ayudantes para compartir su misión.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Traigo a mi mente aquellos que se sienten amenazados e indefensos. Ruego por tener la compasión de Jesús: que yo pueda reconocer aquellos necesitados a mi alrededor, y que yo pueda ser su pastor.
    • Jesús reconoció muchas oportunidades perdidas, mientras pasaba su vista por las personas que lo rodeaban. Pido a Dios me ayude a reconocer la buena cosecha que me rodea, y que así pueda aprovechar las oportunidades que corro el riesgo de perder
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Traigo a mi mente aquellos que se sienten amenazados e indefensos. Ruego por tener la compasión de Jesús: que yo pueda reconocer aquellos necesitados a mi alrededor, y que yo pueda ser su pastor.
    • Jesús reconoció muchas oportunidades perdidas, mientras pasaba su vista por las personas que lo rodeaban. Pido a Dios me ayude a reconocer la buena cosecha que me rodea, y que así pueda aprovechar las oportunidades que corro el riesgo de perder

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses