Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 9:9-13

La Palabra de Dios

En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme." Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: "¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?" Jesús lo oyó y dijo: "No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa "misericordia quiero y no sacrificios": que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores."

Mateo 9:9-13
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Jesús vio a Mateo trabajando y lo llamó donde mismo estaba. Le pido a Dios que me ayude a saber que soy vista/o y apreciada/o, y que me llaman adonde estoy. No tengo que arreglarme o tratar de ser como otra persona.
    • Los discípulos son puestos en su lugar. Preguntados sobre el significado de lo que está haciendo Jesús, no tienen que responder, porque Jesús mismo se presenta. Oro para tener la presencia de mente para detenerme y escuchar la palabra de Dios, cuando se me llama a dar cuenta de mis actos
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Hoy celebramos la fiesta de San Mateo, Apóstol y Evangelista. La pintura de Caravaggio del llamado de Mateo en la Capilla Conarelli, San Luigi del Francesi, Roma, brillante y enigmáticamente capta ese llamado. Sin embargo, la cuenta del evangelio da un lugar de honor a las consecuencias; una de las tantas disputas entre Jesús y los fariseos.
    • En nuestra oración, podríamos combinar el llamado y la disputa, en una oración de que estaremos preparados y seremos diligentes para seguir la llamada de Cristo, y a profundizar nuestra comprensión de que Cristo vino a llamar, y no a condenar a los pecadores.
    • Ud. puede obtener una reproducción del Caravaggio y ponerse en la escena y dar un nombre y un papel a cada personaje, escuchar su respuesta a Jesús, notar en particular la reacción de Mateo y ver la reacción de Jesús a lo que ellos decían, notando su satisfacción con la respuesta de Mateo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En este evangelio hay dos cosas que Jesús nos invita a advertir. Una es que no lo tenemos todo y que somos gente necesitada, limitada por naturaleza y a menudo caprichosa, y por tanto en necesidad de un doctor o de sanación. La otra realidad que él nos pide considerar y creer es que si bien somos pobres, cada uno, como Mateo, está llamado /a para estar con Jesús como su compañero, o incluso como su amigo. “Los he llamado amigos porque les he enseñado todo lo que he oído de mi Padre”. (Juan 15:15)
    • Si quieres orar con esta lectura, acércate a Jesús cuando te llama para que seas su compañero, a pesar de cuán indignos somos todos de tal honor.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Yo expreso mi gratitud por el Evangelista Mateo, a través de cuyo Evangelio conocemos tanto de Jesús y su mensaje. Las Bienaventuranzas, el Padre Nuestro, sus prédicas del Reino de Dios, y mucho más en el más largo de los Evangelios de los cuatro.
    • Muchas personas miran a Mateo como un pecador a ser evitado. Jesús vio en él mucho más. Miro con asombro como Jesús lo llama a ser uno de sus más cercanos compañeros, y uno del pequeño grupo que nos deja el retrato escrito de su maestro. Él se dio cuenta de la gracia que significó su llamado, y quiso celebrarlo con sus amigos. Quizá nosotros celebramos tan poco nuestro llamado, porque no estamos convencidos de haber sido llamados sin merecerlo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús debe haber sido un líder extraordinario, para ser capaz de decirle a Mateo que abandonara su trabajo, su mundo de contactos y relaciones, para seguirlo: “Se levantó y lo siguió”. Fue una elección que daba alegría, una alegría que Mateo quería compartir con sus colegas. ¿Cuán abierto/a estoy para seguir a Jesús? ¿Es para mí una alegría o un sacrificio? ¿Lo comparto con mis amigos/as?
    • “Deseo misericordia, no sacrificios”. Aquí hay dos visiones de la religión puestas en completo contraste: ¿es la religión principalmente observancia de reglas y leyes, o es una relación amante y misericordiosa con Dios y con los demás? Esta discusión era tan viva en el tiempo de Jesús como lo es ahora, cuando el papa Francisco nos desafía a poner la misericordia en el centro de nuestra vida cristiana, y sacar las consecuencias prácticas. Pido la gracia de captar el significado de todo esto, para hacer las elecciones correctas.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • A pesar de estar preocupado de sus pesas y tarifas, Mateo estaba listo para escuchar un mensaje más profundo. ¿Cómo puedo yo mantener mi actitud de escucha a las enseñanzas de Jesús, mientras estoy en medio de mis ocupaciones diarias?
    • Somos desafiadas/os cuando vemos que Jesús es tolerante con los pecadores; a veces nos relajamos e imaginamos que Él era tolerante con el pecado. Permito que mi tiempo en oración me conduzca a comprender mejor a Jesús.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • “¿Cómo es que tu Maestro come con cobradores de impuestos y pecadores?”. Me pregunto: “¿Siento rencor hacia las personas que viven en los márgenes de la sociedad, o hacia cualquiera que parece llevar una vida mejor que la mía?” Estoy consciente que el rencor puede bloquear la luz del sol de mi alma. Mis sentimientos de enojo y dolor, no solo afectan mi felicidad; también afectan la paz y la alegría de los que me rodean.
    • Jesús me llama a un lugar mejor. Me llama a ser misericordiosa/o hacia los que viven en los márgenes de la sociedad, a mostrarles compasión y amor. El rencor es un lujo que no puedo permitirme. Señor, ayúdame a desprenderme de mis rencores, y así poder escoger la luz de la maravillosa Misericordia y Gracia de Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En el tiempo de Jesús, se despreciaba a los recaudadores de impuestos tanto como hoy a los traficantes y amos despiadados. Con esto en mente, siente admiración de lo que sucede aquí. Mateo sabe bien cuánto lo odian los judíos: a su vez él odia a los judíos. Ahora contempla a Jesús que se acerca con su andrajosa banda de discípulos. Jesús se detiene junto al puesto del recaudador y Mateo se prepara para el conflicto. Jesús mira a Mateo a los ojos: su mirada es respetuosa, incluso admirativa y tal vez le sonríe para darle la bienvenida. Jesús le dice: “Sígueme” y Mateo lo hace.
    • Si Mateo te contara su historia hoy, te diría: “Sentí que me daba vueltas por dentro. Las luces se me encendieron. Estaba haciendo un trabajo horrible y este hombre me estaba ofreciendo una vida. Sabía que era libre para quedarme sentado allí, pero no pude rehusar su llamada, y ahora sé lo que es verdaderamente la alegría”.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Mateo, el recolector de impuestos, servía a un sistema que privilegiaba la codicia y explotaba al pobre. Los judíos opinaban que los recolectores de impuestos eran malas personas que violaban la ley de Dios. Sin embargo, cuando Mateo se pone de pie para seguir a Jesús, se compromete solemnemente a ser amable y justo en su trabajo. ¡Hay esperanza para todos nosotros! Nos podemos convertir como él lo hizo.
    • La prioridad en el corazón de Jesús es la compasión. Esto refleja la naturaleza de Dios. Nos pide a cada uno/a de nosotros/as que pertenezcamos a esta nueva forma de vida, caracterizada por la compasión, la justicia, la gentileza y la pureza de corazón.
    • Muchos recolectores de impuestos y pecadores fueron a sentarse y a comer con Jesús. Una característica de la santidad de las personas es que los demás se sienten acogidos en su compañía. Jesús aceptaba a las personas tal como eran, donde estuvieran.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús se preocupa de llegar hasta los moral y socialmente parias de la sociedad. Él los considera sus amigos. Mateo, el cobrador de impuestos para el ejército de ocupación romano, era odiado por todos los judíos. ¿Cómo se habrá sentido de bien al ver que Jesús lo consideró digno de formar parte de su nueva misión! Por muy mal que yo me considere, Jesús también me verá como un amigo o una amiga.
    • Mateo organiza una gran fiesta para celebrar esta invitación, e invita a todos los que han sido rechazados por la institución religiosa. Jesús disfrutaba compartiendo una buena mesa: nadie era excluido de la mesa en la que Él se sentaba. Él nunca dice: “No me sentaré con esa persona” Aquí tenemos un modelo de la Eucarística: la comunión con Cristo y la comunión con los demás, con nadie en la lista de los indeseados.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses