Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Juan 16:16-20

La Palabra de Dios

Dentro de poco no me veréis, poco después me veréis. Los discípulos comentaban unos a otros: "¿Qué es lo que dice? Dentro de poco no me veréis, poco después me veréis; y ¿ eso es porque voy al Padre?" Ellos decían: "¿A qué poco tiempo se refiere? No entendemos lo que dice". Jesús comprendió que querían preguntarle y les dijo: "Discutís entre vosotros acerca de lo que os dije, que dentro de poco no me veréis y poco después me veréis. Os aseguro que lloraréis y os lamentaréis mientras el mundo se divierte; estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo".

Juan 16:16-20
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • ¿Soy como los discípulos en el pasaje de hoy? ¿Me irrito por algunas palabras de Jesús porque no las entiendo? ¿Las repaso en mi mente una y otra vez, discutiéndolas conmigo mismo? Una vez más, me recuerdo a mí misma/o que debo moverme de mi cabeza a mi corazón, donde el Espíritu Santo me guiará a la verdad de lo que quiera Jesús decirme. Dejo ir mi deseo de comprender intelectualmente, y abro mi corazón a la acción del Espíritu Santo dentro de mí.
    • ¿Hay una palabra o frase en el Evangelio de hoy que sobresalga para mí? Si es así, me quedo con ella, sin tratar de entenderla, sin “discutirla”, solo permitiendo que se enraíce en mi corazón.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús habló a los discípulos sobre su muerte y resurrección. Se lo quitarían a ellos con la muerte y volvería después de su resurrección. Su tristeza se volvió alegría.
    • Nuestra pena también se transformará en alegría. Interpretamos los problemas de nuestras vidas en esta manera, a la luz de la cruz. La tristeza es una oportunidad para entrar en la experiencia de la cruz, como un camino a la vida eterna con Cristo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Lo que decía Jesús no siempre era comprendido por los discípulos, y a veces la conversación entre ellos parecía ser que solo planteaba nuevas preguntas. Hay momentos en los que necesito llevar a mi corazón las palabras de Jesús, en vez de buscar la respuesta por fuera, en la discusión, o en los puntos de inspiración. Tal vez pueda reconocer dónde, a veces, Jesús se ha escondido de mí y, otras veces, se ha revelado.
    • Ser un seguidor de Jesús es tener sentimientos que parecen no coincidir con el mundo. Jesús no nos promete remover el dolor de inmediato, y pido para tener la paciencia y la sabiduría que necesito.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En el Evangelio de hoy, Jesús le dice a sus discípulos que Él no estará más con ellos en la forma corporal que les es familiar; pero dentro de my poco volverán a tener la experiencia de tenerlo con ellos, de una forma nueva y misteriosa.
    • Algunas veces nosotros podemos quedarnos atrapados, tratando de arreglar las cosas de una manera que nos es familiar. La vida está siempre cambiando, nunca conocemos a la misma persona dos veces, necesitamos continuar conociéndolos donde ellos están. Siempre abiertos a lo nuevo. ¿Acoges tú los cambios inevitables en tu vida como parte de la voluntad de Dios? “Observa: yo estoy haciendo todas las cosas nuevas” (Revelación 21:5).
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Esta frase: “dentro de poco tiempo” es usada repetidamente en este corto pasaje. La frase puede referirse a los tres días entre la muerte y la resurrección de Jesús; pero también puede ser el tiempo entre la primera y la segunda venida de Cristo, el tiempo en el cual nosotros vivimos, nos movemos, y existimos. Jesús no mide sus palabras. Él nos dice que nuestras vidas no estarán libres de dolor y desolación; pero también nos promete que nuestros duelos se tornarán en esperanza, y nuestro dolor en alegría.
    • Siete siglos antes de la llegada de Cristo, el Profeta Habakkuk arenga a Dios por permitir que el mal triunfe en el mundo. La respuesta de Dios es que su visión tomará tiempo en realizarse: “Si parece lenta, espera por ella. Vendrá con seguridad, no se demorará”. Puedo yo responder como Habakkuk: “Dios, mi Señor, es mi fuerza; Él convierte mis pies en patas de ciervo y me hace llegar a los lugares más altos”.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Los discípulos han llegado a depender de una sola manera de estar con Jesús. Eso también nos sucede a nosotros: nos familiarizamos con una forma de orar; con la forma como nos acercamos a la Escritura; como comprendemos a la Iglesia. Lo que Jesús les dice a sus discípulos lo dice también a nosotros: seamos pacientes, confiemos.
    • Jesús le dice a sus discípulos que aún cuando ellos lloren y se lamenten, el mundo se alegrará. El me está diciendo que los ojos de Dios están siempre en la gran panorámica y que Él se da cuenta y se preocupa de nuestros dolores.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Los tiempos y los caminos del Señor no son los nuestros, un “ratito” de Dios puede parecernos como toda la vida. ¿Quiero yo que Dios se apure en sanar a la gente, en ordenar las cosas y así sucesivamente? Si bien yo no puedo ver como Dios está trabajando, ¿puedo yo confiar que Dios está trabajando duro en el mundo y en mi propia vida?
    • Jesús le dice a sus discípulos que aún cuando ellos lloren y se lamenten, el mundo se alegrará. El me está diciendo que los ojos de Dios están siempre en la gran panorámica y que Él se da cuenta y se preocupa de nuestros dolores.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Que el dolor se convierta en gozo es parte de la condición humana. Un grano de trigo cae en la tierra y muere, y luego se convierte en una cosecha abundante. Una pérdida y un dolor nos puede acercar a Dios, y a cada uno de los que nos rodean; pero también puede que no nos acerque. En nuestra oración podemos rogar por aumentar nuestra capacidad de descubrir lo bueno en todo lo que nos rodea, y pedir que nuestro dolor se convierta en alegría.
    • Jesús conocía el corazón de los discípulos y sabía lo que deseaban pedirle. En mi oración de hoy, sé que Jesús conoce lo que está en mi corazón, y pido que la Voluntad de Dios me sea revelada un poco más. 
    • Al reflexionar sobre mi vida, me doy cuenta que han habido tiempos de luces y de sombras. Ruego por todos los que hoy atraviesan la oscuridad, para que puedan tener esperanza por las promesas de Jesús. Ruego también por todos los que disfrutan de la alegría, para que puedan dar gracias por las bendiciones de Dios.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses