Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 13:24-30

La Palabra de Dios

Les contó otra parábola: “El reinado de Dios es como un hombre que sembró semilla buena en su campo. Pero, mientras la gente dormía, vino su enemigo y sembró cizaña en medio del trigo, y se marchó.  Cuando el tallo brotó y empezó a granar, se descubrió la cizaña. Fueron entonces los siervos y le dijeron al amo: Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿De dónde le viene la cizaña? Les contestó: Un enemigo lo ha hecho. Le dijeron los siervos: ¿Quieres que vayamos a arrancarla? Les contestó: No; que, al arrancarla, vais a sacar con ella el trigo. Dejad que crezcan juntos hasta la siega. Cuando llegue la siega, diré a los segadores: Arrancad primero la cizaña, atadla en gavillas y echadla al fuego; luego recoged el trigo y guardadlo en mi granero”.

Mateo 13:24-30
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Jesús compara el reino del cielo al bien que deseamos y hacemos. Cuando las cosas no siempre funcionan como esperamos, es fácil distraerse del bien. Rezo para que yo pueda mantener mis buenas intenciones claras y frescas, trayéndolas ante el Espíritu Santo para que las bendiga.
    • El maestro en la historia reconoció el trabajo del enemigo, pero no alteró su curso ni definió su vida; su preocupación se mantuvo en sus campos de trigo, sus ojos en la cosecha que podía entregar. Ayúdame, Dios, para ser capaz de conocer y nombrar lo que me empobrece pero mantener mi ojo y mi corazón en lo que tú estás haciendo y en lo que deseas para mí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Nunca es fácil entender cómo y por qué Dios no interviene para remover la maleza que dificulta tanto la vida del trigo. Sin embargo, Dios en su sabiduría los deja crecer juntos. Miro lo que me molesta en mi mundo, la corrupción, la injusticia, el daño al medio ambiente y a lo que me molesta en mi vida, y le pido a Dios sabiduría y valentía para lidiar con eso como Él lo hace.
    • El dueño de casa le dice a sus esclavos, El enemigo ha hecho esto. Reconozco la gran batalla que se está llevando a cabo, en mi mundo y en mi corazón, entre el mal y el bien, y pido la gracia para comprometerme en esta batalla al lado correcto, incluso a un costo personal. Al final habrá un juicio, cuando Dios y su justicia tendrán la última palabra.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • ¡Vemos aquí un gran ejemplo de la paciencia y amor de Dios! ¿Cómo me las arreglo con mis imperfecciones y con las de otros? ¿Puedo vivir con limitaciones en mí y en otros?
    • Durante este tiempo de Cuaresma, pidamos la ayuda de Dios en estas áreas de nuestras vidas y reflexionemos en qué cambios puede traernos la ayuda de Dios, para mí y mis relaciones.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Algunas veces podemos creer que se logra la perfección, haciéndonos conscientes de nuestras faltas y trabajando para sacarlas de raíz. Sin embargo, cuando conocemos más la actitud de Jesús hacia nuestro lado limitado y pecador, aprendemos a aceptarlo, tal como Jesús lo hizo con Zaqueo (Lucas 19:1-10). Si no aceptamos este lado de nosotros mismos, tendemos a quedarnos obsesionados, y fallamos en apreciar la completitud de la vida que Jesús nos ha dado.
    • Permanece con Jesús y déjalo enseñarte a dejar crecer la maleza con el trigo, sin que busques arrancarlos, y puedes fallar en apreciar todo lo bueno o incluso hermoso de tu vida.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La presencia del mal en nuestro medio nos frustra y desconcierta; es una de nuestras mayores preguntas. En esta parábola, Jesús nos dice que éste es el trabajo del enemigo: la lucha entre el bien y el mal es a muerte; pero podemos estar seguros que Dios tendrá la última palabra. Esto no es nunca fácil de creer, porque a menudo la evidencia apunta en otra dirección; por tanto yo pido por la gracia de creer que Dios es el juez justo y poderoso.
    • ¿Cuál es mi posición en esta gran lucha entre el bien y el mal? ¿Soy un espectador pasivo, un crítico de sofá, un mero consumidor que se preocupa solamente de su propio bienestar? ¿O soy un compañero de trabajo con Dios, proclamando y propagando su reino de verdad, justicia y paz?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Mientras todavía estamos en la estación de crecimiento de la cosecha, hazme vigilante como lo era el campesino. Hay malezas entre el trigo de mi propio corazón. Pero déjame también ser paciente, no solo con mis propias malezas, sino con las de los demás. Al aceptar mi yo inadecuado puedo llegar a aceptar a los demás.
    • Incluso la Iglesia puede ser una organización “mixta”: semillas y malezas lado a lado, muy parecidas entre ellas. Puede tener aquellos que en la superficie parecen ser fieles discípulos; pero que de hecho no lo son. El fruto muestra el corazón: puede parecer trigo, pero produce malezas. Señor, que yo no esté entre ellos
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El campesino descubre el acto malicioso; pero evita una respuesta apresurada. Él está preparado para esperar hasta el momento apropiado, sabiendo que, mientras las semillas no sean distinguibles, las plantas serán evidentemente diferentes las unas de la otras. Cuando yo presento mi vida frente a Dios, me recuerdo que la tarea del juicio no es mía, y tampoco lo es para ahora.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Dios es un “dueño de casa” paciente y tolerante. El primordial cuidado y preocupación de Dios es por la “buena semilla”, el trigo, que Él sembró inicialmente. Él no va a hacer fracasar su crecimiento. Igualmente, Dios es paciente con cada uno de nosotros. Dios promueve nuestro crecimiento personal y espiritual, y se alegra cuando damos mucho fruto.
    • El bien y el mal coexisten en el mundo en la naturaleza humana. Nada ni nadie es perfecto/a. Todos estamos necesitados de perdón y redención. Señor Jesús, Tú conoces mis fortalezas y debilidades. Ayúdame a producir una cosecha abundante de buenas obras para la mayor gloria del Padre.
    • Señor, ¿es el campo de mi corazón una terrible mezcla de trigo y malezas? Algunas de mis malezas tienen profundas raíces, tales como mis defectos de personalidad. Enséñame a ser paciente con ellos. Y hazme paciente con las malezas que veo tan claramente en los otros. No me dejes empezar a sacarlas, porque puedo hacer más mal que bien.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Podría ser que fuera yo quien siembre las semillas en mi propio corazón? Alguna vez, deliberadamente, he estropeado yo las cosas para los demás? Soy yo algunas veces el enemigo de mi propio bien, cuando sé lo que hay que hacer pero no lo hago? Pido perdón por lo que el Señor me revela acerca de esto.
    • Las “malas hierbas” son una especie de trigo silvestre, algunas veces conocido como “falso trigo”. Sólo al momento de la cosecha puede el granjero distinguir el real del falso. Jesús nos está diciendo que los buenos y los malos están mezclados juntos en este mundo, e indudablemente en cada uno de nosotros. Debemos ser pacientes con los otros y con nosotros mismos: ninguno de nosotros es aún perfecto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús no condona ni estimula lo que no es de Dios, y sin embargo, parece capaz de reconocer las diferentes motivaciones y espíritus que están actuando. ¿Cómo puedo dejar que este espíritu de Jesús modele mi vida?
    • Tal vez puedo mirar atrás los eventos de mi vida que parecen prohibidos o llenos de maleza, y ver ahora que Dios estaba trabajando. ¿Qué me dice eso sobre juzgar, esperar o tener perspectivas?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La idea de que el bien y el mal puedan coexistir confunde a la mente organizada. Jesús no anima a efectuar ujna aproximación simplista, sino que nos llama a la humildad, paciencia y tolerancia a medida que permitamos que Dios trabaje en nuestras vidas.
    • Con toda seguridad hay “malezas” en mi vida, pero no son la medida de la cosecha que Dios valora en mí. Pido ayuda para que mis hábitos y elecciones puedan hacer crecer lo que es bueno y verdadero.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Dios es un “dueño de casa” paciente y tolerante. El primordial cuidado y preocupación de Dios es por la “buena semilla”, el trigo, que Él sembró inicialmente. Él no va a hacer fracasar su crecimiento. Igualmente, Dios es paciente con cada uno de nosotros. Dios promueve nuestro crecimiento personal y espiritual, y se alegra cuando damos mucho fruto.
    • El bien y el mal coexisten en el mundo en la naturaleza humana. Nada ni nadie es perfecto/a. Todos estamos necesitados de perdón y redención. Señor Jesús, Tú conoces mis fortalezas y debilidades. Ayúdame a producir una cosecha abundante de buenas obras para la mayor gloria del Padre.
    • Señor, ¿es el campo de mi corazón una terrible mezcla de trigo y malezas? Algunas de mis malezas tienen profundas raíces, tales como mis defectos de personalidad. Enséñame a ser paciente con ellos. Y hazme paciente con las malezas que veo tan claramente en los otros. No me dejes empezar a sacarlas, porque puedo hacer más mal que bien.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses