Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Lucas 21, 25-8; 34-36

La Palabra de Dios

Jesús les dijo: "Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y por toda la tierra los pueblos estarán llenos de angustia, aterrados por el estruendo del mar embravecido. La gente se morirá de espanto con sólo pensar en lo que va a caer sobre la humanidad, porque las fuerzas del universo serán sacudidas. Y en ese preciso momento verán al Hijo del Hombre viniendo en una Nube, con gran poder e infinita gloria". Así también, apenas vean ustedes que suceden las cosas que les dije, sepan que el Reino de Dios está cerca. Yo les aseguro que no pasará esta generación hasta que todo eso suceda. Cuiden de ustedes mismos, no sea que una vida materializada, las borracheras o las preocupaciones de este mundo los vuelvan interiormente torpes y ese día caiga sobre ustedes de improviso, pues se cerrará como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra. Por eso estén vigilando en todo momento, para que se les conceda escapar de todo lo que debe suceder y estar de pie ante el Hijo del Hombre".

Lucas 21, 25-8; 34-36
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • ¿Tengo la sensación de que Dios me sujeta a mí y a toda la humanidad en la palma de su mano y así ‘todos estaremos bien’? ¿Qué diferente sería mi vida si tuviera esa clase de fe.
    • ¿Cómo necesito a Jesús que ‘venga’ a mi vida esta Navidad? Pregúntale a Jesús cómo le gustaría a Él venir a mi vida en esta Navidad.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • No sabemos cuándo sucederá el fin de los tiempos. Lo que es cierto es que un día. nuestras propias vidas llegarán a su fin. Si fuese llamado/a hoy de esta vida, para ponerme al frente del Hijo del Hombre, podría Él decirme:” bien hecho, bueno y fiel sirviente”.
    • Señor, que tu venida sea un evento glorioso y redentor. Que yo pueda vivir de manera que, en las palabras del himno, “cuando vengas, gritaremos para aclamarte. Y llévame a casa, y qué alegría llenará mi corazón”.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El Adviento es un tiempo de esperanza y expectativas. Estamos invitadas/os a prepararnos con alegría para la venida de Cristo. El viene en la historia (concepción y nacimiento), en el misterio (a través de los sacramentos, en especial la Eucaristía), y en majestad (en el último día). En las primeras semanas de adviento la acentuación está en esta tercera venida en majestad. De ahí el Evangelio de hoy, con el cual ya hemos orado en días recientes. El antiguo año litúrgico terminó y ha comenzado el nuevo, con nuestro llamado a tener presente la venida del Señor al final de los tiempos. Esperemos eso con una alegre anticipación, no con miedo.
    • ¿Cómo inciden en mi vida las tres venidas de Cristo? ¿Quiero ahondar en mi conocimiento de ellas, a medida que transcurre el Adviento? ¿Cuán firme es mi esperanza?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • El Adviento es un tiempo de expectación. Nosotros nos preparamos alegremente para la gran fiesta del nacimiento de Cristo. Sin embargo el Adviento es también un tiempo de preparación para la segunda venida de Jesús. El fin del mundo puede no venir en mi tiempo de vida, pero mi muerte producirá el final de mi compromiso con ella. Por tanto yo necesito estar listo para cuando Jesús venga por mí.
    • Jesús usa los simbolismos tradicionales de los judíos, para describir lo que sucederá en el Juicio Final. Nos dice que la gente "verá al Hijo del Hombre llegar en una nube." La nube es el símbolo de la Presencia de Dios. El mensaje de Jesús está lleno de esperanza y confianza porque, a diferencia de aquellos que temen su Venida, los seguidores de Jesús podrán tener sus frentes levantadas pues su liberación está próxima. Jesús me insiste en estar vigilantes, de modo que mi corazón no esté apesadumbrado por las preocupaciones de la vida. ¿Cuáles son estas preocupaciones que hoy me afectan? Mientras me preparo para conversar con Jesús, puedo presentarle mis preocupaciones y cuidados?
    • Cómo entendemos nosotros los signos de nuestros propios tiempos? Cuál es nuestra respuesta?

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses