Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Juan 15, 1-8

La Palabra de Dios

"Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el labrador. Toda rama que no da fruto en mí, la corta. Y todo sarmiento que da fruto, lo limpia para que dé más fruto. Ustedes ya están limpios gracias a la palabra que les he anunciado, pero permanezcan en mí como yo en ustedes. Un sarmiento no puede producir fruto por sí mismo si no permanece unido a la vid; tampoco ustedes pueden producir fruto si no permanecen en mí. Yo soy la vid y ustedes los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, pero sin mí, no pueden hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran y se seca; como a los sarmientos, que los amontonan, se echan al fuego y se queman. Mientras ustedes permanezcan en mí y mis palabras permanezcan en ustedes, pidan lo que quieran y lo conseguirán. Mi Padre es glorificado cuando ustedes producen abundantes frutos: entonces pasan a ser discípulos míos."

Juan 15, 1-8
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • La vida natural habla a Jesús de las acciones de Dios. Tal vez pueda tomar un tiempo para considerar el crecimiento de una planta y pedir a Dios que le permita hablarme de mi vida.
    • Permanece en mí como yo permanezco en ti – Jesús habla de vida mutua. Tomando a Jesús en su palabra, considero con reverencia y humildad cómo el espíritu de Jesús habita en mí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • En este texto lírico, Jesús nos introduce al gran misterio de Dios compartiendo su vida con nosotros/as: Yo soy la vid y ustedes son las ramas…Mi Padre es el viñatero. La vida que pasa a través de la Santísima Trinidad es la misma vida que corre a través de mis venas. La parra es un árbol especial, en el cual la distinción entre el tronco y las ramas es más difícil de descubrir que en otros árboles. Dios comparte su propia vida conmigo. Paso un tiempo maravillado/a y agradecido/a, pidiendo ser digno/a de esa gracia.
    • Permanece en mí como yo habito en ti…aquellos que permanecen en mí y yo en ellos/a,s dan mucho fruto, porque lejos de mí no pueden hacer nada. Ese es el consejo que Jesús nos da en la víspera de su pasión, su mensaje final dentro de la intimidad del círculo de sus amigos más queridos. Dejo que esa invitación resuene en mi corazón, pidiendo la gracia de crecer en mi intimidad con Jesús, mi Salvador, de manera que mi vida dé mucho fruto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Santa Brígida de Suecia, cuya fiesta celebramos hoy, es una de las santas protectoras de Europa. Rezo por este continente, mientras trata de resolver preguntas profundas de identidad, apertura a inmigrantes y el valor y significado de su herencia cristiana. Que nunca le falten buenos líderes políticos y santos como Brígida, que nos muestra el camino a Dios permanentemente.
    • Quédate conmigo así como yo me quedo en ti. Solo Jesús puede decir estas palabras, suenan tan increíbles: Jesús permanece en mí y me invita a permanecer en Él, para que yo pueda producir frutos abundantes. Rezo por el deseo de una relación más profunda con Jesús y por una vida fructífera.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Hoy se me invita a reconocer mi estrecha relación con Jesús, que Él compara con la relación entre una vid y las ramas que crecen en ella. ¿Qué significa para mi vida, que la vida de Jesús fluya dentro de mí? ¿Qué significa para mí personalmente que soy tanto una parte de Jesús,como la rama que es parte de la vid? ¿Hay cosas en mi vida que habrían sido diferentes si conscientemente hubiese sabido esto? ¿Cuáles serían? Reflexiono sobre esas cosas, hablo con Jesús sobre ellas y le pido al Espíritu Santo que me guíe e ilumine.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • “Sin mí, no puedes hacer nada”. Podemos recordar nuestra total dependencia de Cristo para la vida y el amor. Recordar sus muchos regalos a través de los años y pedir más.
    • El Padre nos pule, trabajando profundamente en nuestros corazones para llevarnos más cerca de Él en Cristo. ¿Me estoy resistiendo a sus esfuerzos? Pidamos el regalo de estar abierto a su trabajo de pulirnos.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús me está diciendo que el mismo centro de nuestra existencia es estar conectado con Él. Nos pide que moremos en Él. ¿Tengo alguna noción de esta morada en Él?
    • Ser parte de esta vid, la savia divina, la vida divina fluye en y a través de mí. ¿Tengo alguna conciencia de que alguna vez he estado lleno/a de esta divina savia?
    • ¿Tengo la sensación de un tiempo en mi vida en que no estaba morando en Él, que estaba apartado? ¿Doy fruto?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Esta extraña parábola en Juan, tiene abundantes ecos del Antiguo Testamento; pero su contexto de la Última Cena le da una significancia Eucarística; se relata como los discípulos han tomado su sangre en la forma de vino y por tanto manifiesta la unión más cercana del Señor y sus seguidores.
    • Los frutos de nuestra vida Cristiana es trabajo de Dios. Cada uno de nosotros puede ver la vida y el trabajo de Dios en otros, en el ministerio, en el amor, en el compromiso, valentía, resiliencia y la gentileza y compasión común y corriente de la vida diaria. Cada uno de nosotros, también, está dotado de alguna manera especial. Podemos llevar los frutos de Dios de una manera que nadie más puede. La oración nos permite reconocer los frutos, desarrollarlos y ofrecerlos al servicio de Dios y del pueblo de Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • A través de la analogía del vino y los sarmientos, Jesús nos invita a estar unidos a Él. Nosotros somos los sarmientos, y si permitimos que la vida de la vid reine libremente en nosotros, ésta dará muchos frutos de paciencia, generosidad, compasión y perdón.
    • Ésta es una bella pregunta para nosotros los cristianos: ¿Vivo yo en Jesús, o estoy lejos de Él? ¿Estoy yo unido a la vid que me da la vida, o soy yo un sarmiento muerto que es incapaz de dar frutos y de dar testimonio? (Papa Francisco).
    • Enséñame, Señor Jesús, que significa vivir en Tí, y para Tí, vivir en mí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Acá está una nueva imagen de Dios. El viñatero tiene un cuchillo afilado y un ojo certero acerca de la salud de sus parras. Si él corta algo, es para hacer que la planta sea más vigorosa y pródiga.
    • Señor, cuando yo siento tu toque afilado, yo puedo resentirlo; pero confío en tu amor por mí.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • ¿Cómo permanezco en el Señor? Sobre todo con mi oración, alzando mi corazón y mi mente hacia Dios cada mañana. Pertenecemos a una comunidad mundial, que usa este Espacio Sagrado como una forma de permanecer en Jesús, y así recibir su fortaleza.
    • Los frutos de nuestra vida cristiana son los trabajos de Dios. Cada uno de nosotros puede ver la vida y el trabajo de Dios en otros - en el ministerio, en el amor, en la valentía, en la responsabilidad, en la resistencia frente a la adversidad, y en la bondad y la compasión diaria. Cada uno estamos dotados en formas únicas: podemos dar fruto para Dios en formas que nadie puede dar. El acento de los Evangelios es diferente para cada uno de los que los comparten con otros. La oración nos ayuda para reconocer estos frutos, desarrollarlos y ofrecerlos para el servicio de Dios y del pueblo de Dios.
    • El término “permanecer” fue música para los hebreos, que habían sido nómades y exiliados. Ellos añoraban un lugar en el cual pudieran descansar permanentemente. Jesús ofrece, no un país, pero Él mismo, para esa permanencia. Las relaciones, no los lugares, es lo que importa. Yo doy gracias a Dios que si bien mi vida está siempre cambiando, Jesús es mi casa, mi lugar de reposo permanente.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • “Pidan lo que quieran” Si yo moro en Jesús, de corazón a corazón, yo querré solamente lo que Él quiere. Él quiere que el amor divino fluya como un rio en el mundo: este es el trasfondo de la verdadera plegaria. "Hágase Tu Voluntad".

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses