Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 13:1-9

La Palabra de Dios

Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Se reunió junto a él una gran multitud, así que él subió a una barca y se sentó, mientras la multitud estaba de pie en la orilla. Les explicó muchas cosas con parábolas: “Salió un sembrador a sembrar. Al sembrar, unas semillas cayeron junto al camino, vinieron las aves y se las comieron. Otras cayeron en terreno pedregoso con poca tierra. Al faltarles profundidad brotaron enseguida; pero, al salir el sol se marchitaron, y como no tenían raíces se secaron. Otras cayeron entre cardos: crecieron los cardos y las ahogaron. Otras cayeron en tierra fértil y dieron fruto: unas cien, otras sesenta, otras treinta. Quien tenga oídos que escuche”.

Mateo 13:1-9
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Para decir una parábola como ésta, Jesús debe haber dedicado mucho tiempo observando, notando y reflexionando en eventos simples. La verdad sobre como Dios es, y fue revelado de la manera en que Él actúa. Pensando sobre lo que te gusta notar y reflexionar, ¿qué te dice la manera en que Dios actúa en tu vida?
    • Si esta parábola es una semilla, ¿cómo es el terreno? ¿Qué es lo que te ayuda a recibir la Palabra de Dios como nutriente? Las condiciones adversas abundan: los pájaros de la ansiedad; el delgado terreno de los negocios; las espinas de muchas preocupaciones. ¿Qué amenaza tu felicidad? ¿Qué crea buena tierra para ti?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Ciertamente, esta es la parábola de los optimistas. Por mucho que parte de la semilla cae en otra parte, el sembrador se asegurará que la mayoría de la semilla caiga en buena tierra. Incluso los más pobres dan treinta veces más. En el Evangelio, Jesús a menudo utiliza la metáfora de la semilla para describir su Reino y su energía innata. ¿Comparto ese optimismo o soy profeta del desastre sobre el futuro del Reino en nuestro mundo?
    • Miro mi corazón y veo que algunas partes de mi corazón están más abiertas a la palabra de Dios y otras la encuentran más difícil. Sigo el consejo de Jesús y escucho las palabras que me está diciendo.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Esta es la parábola del optimismo cristiano: aun cuando el sembrador sea moderadamente bueno, la mayor parte de las semillas caerán en un buen suelo, entregando abundantes frutos, al menos treinta veces. ¡Dejemos que todos con oídos oigan!
    • En el día de fiesta de los abuelos de Jesús y los padres de Nuestra Señora, yo rezo en gratitud por mis padres y abuelos, y por todos aquellos a los que les ha sido dada esta importante misión en sus vidas.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Ésta parábola es considerada la metáfora básica del Evangelio, por muchos estudiosos de la Biblia. La semilla es la Palabra, y el sembrador es Dios, cuya voluntad nunca puede ser desobedecida. La semilla cae en distintos tipos de suelo; pero la mayoría cae en buena tierra, y sus frutos superan los frutos de las semillas que cayeron en terrenos más difíciles. Es la parábola del optimismo, algo que ha menudo falta entre los seguidores del Evangelio.
    • Si soy una persona normal, mi corazón contiene los cuatro tipos de terreno, y está más o menos abierto al mensaje del Evangelio. Ruego por recibir la luz que me permita ver donde yacen la dureza y la inseguridad, y pedir al Sembrador que mi vida pueda dar frutos abundantes.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Las parábolas de Jesús pueden sanarnos, para escuchar y comprender cómo son las cosas entre Dios y nosotros/as. Son pepitas de oro de gracia que prueban la voluntad de nuestros corazones para rendirse ante la generosidad de Dios.
    • “Quien tenga oídos para oír, que escuche”. ¡Esto está dirigido a mí! Cuando vengo a rezar, ¿tengo un corazón abierto frente a Jesús y a sus enseñanzas? ¿Tengo el deseo de permitir que su Palabra se abra paso a mi corazón cerrado?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús hizo de su barca un púlpito, anunciando la palabra de Dios desde ese improbable lugar. La Palabra de Dios ha sido esparcida en mi vida, a veces florece, otras veces parece desvanecerse. Pienso dónde está mi fortaleza, y considero cómo puedo dar testimonio de la bondad de Dios desde este lugar, tal como Jesús escogió el mejor lugar desde donde hacer oír su voz.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses